martes, diciembre 15

Médico de Esclavos y Médico de Hombres Libres

 M√ČDICO DE ESCLAVOS Y 

M√ČDICO DE HOMBRES LIBRES


"Hay dos clases de m√©dicos, aquellos que han aprendido de forma cient√≠fica y aquellos otros que han aprendido s√≥lo por la experiencia. Como tambi√©n hay dos clases de pacientes, los hombres libres y los esclavos. El m√©dico de esclavos, los atiende sin escuchar sus quejas, ni observar sus individualidades, prescribe un tratamiento est√°ndar para todos, y corre para ver el siguiente actuando como un tirano en las prescripciones que √©l da. Los m√©dicos de hombres libres van a m√°s all√°, buscan las razones alejadas del padecimiento, y tratan de averiguar acerca de la aut√©ntica naturaleza de la enfermedad, obtiene informaci√≥n de su familia y amigos, y no los tratan hasta haberlos convencido de la necesidad del tratamiento, tray√©ndoles as√≠ bajo su persuasi√≥n." [Plat√≥n, Las Leyes] 

Aprend√≠ esta lecci√≥n plat√≥nica hace muchos a√Īos. En el √ļltimo a√Īo de mi estudios como m√©dico acced√≠ a las pr√°cticas cl√≠nicas en hospitales y la decepci√≥n que sufr√≠ fue de tal magnitud que abandon√© la carrera de medicina faltando s√≥lo una asignatura. 

La falta de consideración humana, la mecanicidad de la actuación médica en las consultas y en los quirófanos, la impersonalidad y frialdad "científica" de las relaciones con los pacientes y los familiares, todo ello y muchos otros detalles, me hicieron rechazar el ambiente asfixiante de los hospitales, pero el factor decisivo fue entender que la medicina moderna no contemplaba de ninguna manera la dimensión vertical del hombre, sólo tenía en cuenta al robot mecánico del cuerpo y no al "ser humano"

lunes, noviembre 30

Cómo Matar Zombies

 C√≥mo Matar Zombies

Primero hay que saber distinguirlos bien. Los zombies saben disfrazarse muy bien, adoptan apariencias "normales", imitan perfectamente y siguen todas las modas intelectuales, de comportamiento, de consumo, de lugares, de comidas e incluso de romances.

Pero si se presta atenci√≥n, se les puede descubrir. Casi siempre se re√ļnen en manadas, es raro verlos actuar de manera independiente, aunque a veces algunos muy zombies (se les llama "zumbados") puede que tras un largo recorrido en manada acaben por aislarse en sus madrigueras. No suelen abrir la puerta, por lo cual es dif√≠cil detectarlos.

lunes, noviembre 23

El Tronco religioso de Abraham

       El Tronco religioso de Abraham


El problema teológico de la Revelación

Todas las religiones mayores del mundo han proclamado en alg√ļn momento, fundacional para esa religi√≥n, que Dios se manifiesta as√≠ mismo bajo una revelaci√≥n temporal o hist√≥rica y a trav√©s de la propia existencia del universo y sus leyes. Cada una de esas revelaciones hist√≥ricas han sido recogida en los llamados libros sagrados, sus proposiciones hacen caducas y superan las creencias anteriores. 

¿Pero c√≥mo entonces se auto justifican, si al romper la tradici√≥n anterior, tambi√©n niegan el orden anterior establecido de las cosas, y por tanto la propia manifestaci√≥n de Dios en las leyes inmutables, f√≠sicas y morales, del universo? Las religiones "abrahamicas" (Juda√≠smo, Islam, Cristianismo, etc.) lo justifican por el hecho milagroso, pues la forma en que aparece esa revelaci√≥n es considerada supernatural y milagrosa, y ello mismo justificar√≠a su autenticidad y valor. Dios, seg√ļn estas doctrinas, puede romper sus propias leyes, si as√≠ le place, para hacer aparecer sus nuevos dictados.

-Perdone que le interrumpa. Lo que ha dicho significa que seg√ļn ese concepto no hay leyes universales que permanezcan en el tiempo. O sea que ma√Īana puede ser que no haya ley de gravitaci√≥n, o que los objetos pesados vuelen y que la luz sea lenta. ¿No?

miércoles, noviembre 18

El Efecto Mariposa y el Mundo Nuevo

EL EFECTO MARIPOSA Y EL MUNDO NUEVO


Qu√© hacer cuando todo se descompone a tu alrededor y sientes que todo se ha vuelto dif√≠cil y complicado. ¿Qu√© es lo que define los "tiempos dif√≠ciles" ¿guerras? ¿hambrunas? ¿pestes? 

Guerras siempre ha habido, es algo que casi define al ser humano o más bien a todos los antropoides, porque también éstos organizan guerrillas. Las hambrunas también han sido frecuentes. Precisamente lo que ha precipitado la caída de muchos regímenes es la creciente oposición de los "estómagos vacíos" contra los gobiernos. En cuanto a las pestes, éstas han sido la consecuencia del agravamiento de situaciones de colapso social endémico.

lunes, noviembre 9

Ser Quijote: 4 tipos de hombres y 4 conciencias

Ser Quijote: 

4 tipos de Hombres y 4 conciencias


Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados, y no porque en ellos el oro, que en esta nuestra edad de hierro tanto se estima, se alcanzase en aquella venturosa sin fatiga alguna, sino porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas dos palabras de tuyo y mío (El Quijote)

Cuenta Platón que hay cuatro tipos de hombres, porque el dios colocó en el alma de cada uno diferentes valores simbolizados por metales, así hay hombre de oro, de plata, de cobre y de hierro.

Tambi√©n en la antigua civilizaci√≥n hind√ļ clasificaron a los seres humanos como sabios (brahmanes) guerreros (kshatriyas) comerciantes y artesanos (vaysias) y trabajadores y campesinos (sudras). Claro que esa clasificaci√≥n en origen se refer√≠a a valores internos, pero con el transcurso de los siglos y la p√©rdida de valores se convirti√≥ en un sistema hereditario y perverso.

domingo, noviembre 1

Conspiranoia

 Conspiranoia


Como se explic√≥ en el art√≠culo precedente, lo que ayud√≥ a que el hombre primitivo pudiese sobrevivir y no ser aniquilado a pesar de su debilidad, era su capacidad innata para tener una "mente negativa": ver los peligros de antemano, pensar en los accidentes y en lo peor que puede ocurrir. 

El mito griego dice que Prometeo trajo el fuego al hombre, y esto permiti√≥ que el hombre pudiera acceder a todas las artes humanas y a la ciencia. Claro que ese fuego se refer√≠a al fuego mental humano, porque a diferencia de la mente animal, como el mismo nombre del h√©roe indica, Prometeo o ő†ŌĀőŅőľő∑őłőĶŌćŌā en griego, es la mente humana que posee la capacidad de previsi√≥n, premeditaci√≥n y prevenci√≥n.

También se comentó que esta mente previsora está también en el origen del eterno miedo, desazón, inquietud y desconfianza hacia el futuro que siempre nos atenaza. Así un animal sufre en el presente el dolor que se le inflige, pero el ser humano sufre por el presente, por el pasado y por el futuro. Es la triple condena que todos padecemos, porque somos hijos y herederos de Prometeo.

viernes, octubre 30

El Liderazgo Neanderthal

El Liderazgo Neanderthal


"Es invierno, fuera de la cueva todo est√° cubierto por nieve, los peque√Īos est√°n refugiados junto a su madre bajo mantas de pieles en lo m√°s profundo de la cueva. Despu√©s de cubrirte bien con gruesas vestimentas, tomas el hacha y la lanza y sin apenas mirar hacia atr√°s sales a enfrentarte con toda la naturaleza. Despejas el rostro del cabello desordenado que cae sobre tu frente y avizoras hasta donde puedes el horizonte hostil. Ah√≠ est√° la comida, ah√≠ est√° la posibilidad de sobrevivir un d√≠a m√°s, quiz√°s unas lunas m√°s. Pero tambi√©n est√°n los lobos, tan hambrientos como tu mismo, y los osos pardos fuertes y peligrosos, y los precipicios sin fondo al lado de los cuales tendr√°s que caminar sin resbalar y caer en la sima profunda. El viento que sopla furioso puede dejarte helado en cuanto te detengas. Tu presa, esos enormes mammouths, a pesar de su tama√Īo se mueven ligeros, son listos y muy peligrosos. La √ļltima vez cuatro de los que formaban la partida fueron heridos, tres murieron entre grandes dolores y congelados. T√ļ pudiste sobrevivir, pero te cuesta mover tus piernas, y la herida persistente en el brazo casi te impide levantar el hacha, pero hay que sobrevivir a toda costa. Una √ļltima mirada  triste hacia la cueva desde la distancia, porque presientes que no volver√°s".

Dejemos por el momento a nuestro hombre primitivo en su lucha diaria. La pregunta es cómo pudimos sobrevivir, cómo llegamos hasta aquí, hasta el lugar preferente que ocupamos los seres humanos frente al resto de la naturaleza. La respuesta es que todo el potencial de nuestra mente se dirigió y se especializó en prever el peligro, en adelantarse a las dificultades, evitándolas o superándolas, o inventando cosas que nos ayudasen a vencer en la batalla diaria. En esa guerra interminable de la subsistencia, desarrollamos un instinto "negativo", una inmensa capacidad para prever el desastre, para ver los peligros, las amenazas, en definitiva para analizar todas los elementos en contra de antemano.

jueves, octubre 29

Los Santos Tirthankaras

 Los Santos Tirthankaras


Seg√ļn la tradici√≥n oriental, estos seres son aquellos que han cruzado m√°s all√°. Estos son los seres a los que les rinden pleites√≠a y admiraci√≥n los jainas. El Jainismo es una religi√≥n con muchos puntos de contacto con el budismo, pero quiz√°s mucho m√°s antigua.

Admirados por sus valores éticos y su disciplina de vida conforman un grupo muy especial de monjes que, a pesar de las dificultades, mantienen el principio de no-violencia, ahimsa, que tanto ha inspirado al conjunto de la India y a importantes líderes como Ghandi. Otros principios importantes son el de ser verdaderos, no robar, no poseer cosas y el de la castidad.

viernes, octubre 23

La Rep√ļblica de Plut√≥n

 La Rep√ļblica de Plut√≥n 


- ¿Perdone, querr√° usted decir la Rep√ļblica de Plat√≥n? 

No, no me he equivocado, esta es la Rep√ļblica de Plut√≥n.  Plut√≥n es el dios que gobierna el oscuro inframundo, el averno, y las profundidades donde almacena riquezas sin n√ļmero. Y en esto se ha convertido nuestra democracia (si es que alguna vez lo fue) en una plutocracia, donde lo que vale es el poder del dinero, el poder econ√≥mico y material, y en definitiva el poder de los pocos, que no se caracterizan por ser precisamente ni los mejores ni los m√°s honestos. No contento Plut√≥n con sus dominios, tambi√©n secuestr√≥ a Pers√©phone llev√°ndosela hasta las profundidades, de la misma manera nuestra plutocracia ha secuestrado nuestra alma, alma que ahora se vende a precio de saldo. 

martes, octubre 20

El Silencio de los Corderos

 El Silencio de los Corderos


La paz est√° en tu interior (?), al menos eso dicen. Algunos acompa√Īan esa informaci√≥n con una sonrisa y entornando los ojos. Es como si al cerrar los ojos... ya est√°s en el "interior". Claro que cabr√≠a preguntarse qu√© clase de interior, ¿abdominal, cerebral, visceral? 

Pero es que adem√°s, en ese interior, pero que muy interior, en esa oscuridad √≥ptica del alma nos interrogamos por las m√°s profundas esencias espirituales, pregunt√°ndonos por ejemplo sobre la PAZ a√ļn m√°s grande que nos espera en el Nirvana, Samadhi o cualquier otra de esos estados concebidos como si fuesen  una suerte de imbecilidad in√ļtil.

jueves, octubre 8

La Película de Tu Vida

 La Pel√≠cula de Tu Vida


Entras a oscuras en un cine de barrio. Intentas llegar a un asiento, parece que hay uno libre en medio de la fila. Consigues finalmente llegar hasta el mismo. Comienza tras las noticias la pel√≠cula.  

La verdad es que no sabes por qué estás allí. Hacía frío y llovía, aunque tampoco puedes recordar por qué caminabas por la calle sin rumbo. Entraste al cine. Esa fue una buena idea porque al menos estarías caliente y seco, aunque ni siquiera te fijaste a la entrada en el título de la película, da igual, en todo caso también podrás descansar y quizás dormir...

Sonidos familiares te despiertan, con los ojos semi cerrados apenas entrev√©s unas escenas de la pel√≠cula, cabeceas... ¡qu√©!, ¡c√≥mo! No puedes creer lo que est√°s viendo, abres de par en par tus ojos. La pel√≠cula corre a gran velocidad, pero puedes seguirla sin problema, pero lo que te llama la atenci√≥n es que ¡son escenas de tu vida! ¿pero c√≥mo es posible? Te pellizcas la cara incr√©dulo. A pesar de ello las escenas no desaparecen, "pero no puede ser verdad" te dices a ti mismo. De repente la gente alrededor se r√≠e, y luego escuchas rumores de reprobaci√≥n, te fijas de nuevo en la pantalla, y te ves haciendo el rid√≠culo y llevando a cabo acciones que cre√≠as olvidadas, acciones equivocadas que te averg√ľenzan.

martes, octubre 6

Nuestra Casa en Llamas

NUESTRA CASA EN LLAMAS


Quizás cuando ya no sepamos qué hacer, emprendamos nuestro auténtico trabajo y, cuando ya no sepamos a dónde ir, iniciemos nuestro auténtico viaje

Wendell Berry

La misma distancia que existe entre Jesus "el Nazar" y el Jesucrito de las Iglesias, o entre el Profeta Mahoma y el Profeta del islamismo del siglo XX, es la que existe entre Gautama Sakyamuni el Buda, y el Buda de las iglesias budistas tanto del norte tibetano, como chinas y japonesas, o las del sudeste asi√°tico o hinayanas.

Una cosa es el Jes√ļs del Serm√≥n de la Monta√Īa, y el que invit√≥ a tirar la primera piedra a quien estuviese libre de pecado, y el que tuvo compasi√≥n tanto de los ni√Īos como de la pobre mujer "pecadora" que se le acerc√≥ pidiendo ayuda. Y otra cosa es el Cristo de las Iglesias, y aquellos que utilizan su imagen para amedrentar, para afear y crear las malas conciencias, que s√≥lo tienen arreglo, seg√ļn ellos, a la sombra de los hombres vestidos de negro, aunque cambien las sotanas.

La historia de Siddharta Sakyamuni el Buda y el proceso de su Iluminaci√≥n, con el paso del tiempo fue adornada y utilizada como emblema de ese mismo camino. Su persona acab√≥ fundi√©ndose con la leyenda y con las historias de los otros Budas, tanto los que le precedieron como los que esperan en el cielo de Tusita para encarnar en un futuro. 

Parece como si los Grandes Mensajeros al abrir una nueva luz dejasen caer al mismo tiempo una sombra, algo inevitable en este mundo dual. Por eso sus mensajes y sus sombras tienen que caminar juntos durante un tiempo, hasta que los hombres maduran dejando entrar un poco de luz y rechazando las sombras. 

martes, septiembre 29

¿Estar bien Informados?

 ¿ESTAR BIEN INFORMADOS?



¿Es la prensa el llamado cuarto poder? Creo que esta pregunta se ha vuelto obsoleta. El poder siempre ha sido uno y siempre detr√°s del escenario. Los llamados poderes, o sea parlamentos o asambleas, presidentes, diputados, partidos no son mas que la correa de transmisi√≥n de un "poder real" detr√°s, aunque √©ste nunca sea mencionado p√ļblicamente. Y as√≠ de lo que s√≠ se habla es de las caretas que ocultan ese "poder real", los llamados poderes del Estado: poder legislativo, poder ejecutivo y poder judicial. Mientras que la prensa, condescendientemente, se le llama el cuarto poder.

Pero eso pertenece a otra √©poca, ya no es as√≠, el cuarto poder ha pasado a ser el primero. El siglo XIX y parte del siglo XX vieron el nacimiento progresivo de las llamadas democracias (liberales, comunistas, populares, etc.) donde los que ejerc√≠an el poder siempre lo hac√≠an "en nombre del pueblo". 

Pero eso s√≥lo fue una ilusi√≥n, porque "los poderes reales" reaccionaron con presteza, en unos casos creando una casta de funcionarios, camarillas secretas de dirigentes de los partidos √ļnicos, y en otros casos una clase pol√≠tica liberal ligada de cerca a las finanzas. 

Aprendieron, tanto en un caso como en el otro, a controlar la prensa, y a prohibir y desterrar lo que les convenía, mientras que creaban una partitocracia cada vez más poderosa.

miércoles, septiembre 23

ALQUIMIA Y LA TRANSFORMACI√ďN ESPIRITUAL

 ALQUIMIA Y TRANSFORMACI√ďN ESPIRITUAL


Su origen no es bien conocido, pero se ha practicado casi universalmente, si la realidad de la existencia de la alquimia se pusiese en duda, habría que explicar porque hombres de distintas épocas, lejanas tierras, y con sistemas propios y bien diferenciados sin relación alguna, desarrollaron las mismas ideas.

En China se encuentra ligada al Tao√≠smo, una muy antigua doctrina de profundas ra√≠ces, fundada por Lao Tse, pero que se remonta a tiempos m√°s remotos. Se aseguraba que a trav√©s de la alquimia el hombre podr√≠a alcanzar la longevidad e incluso desarrollar grandes poderes. 

Los procesos alqu√≠micos estaban √≠ntimamente ligados al ideal del sabio, aquel que sab√≠a c√≥mo preservar su energ√≠a vital. Otra caracter√≠stica consiste en que la alquimia china se relaciona de forma directa con la anatom√≠a del hombre, as√≠ se describen los llamados "Campos de cinabrio", que eran tres y estaban situados a la altura del ombligo (punto "√ďceano de la Vida"), del pecho y de la frente. Tambi√©n se describ√≠an dos energ√≠as poderosas, de tipo yin y yang, que asentadas en el el campo de cinabrio inferior pod√≠an ascender, mediante una especie de fuego interno conducido a trav√©s de la columna vertebral, hasta el campo de cinabrio superior.

jueves, septiembre 17

Manual para Eliminar los Grillos

Manual para eliminar los grillos - Parte 1

1- C√≥jase todos los grillos en la olla, cerrar la tapa y prenderles fuego. 

Pros: rapidez y eficiencia. Cons: es ilegal desde la revolución francesa y la liquidación de la Inquisición, pues este santísimo tribunal le cogió gusto, y a todo el que armaba ruido lo consideraba insecto a freír.

2- Poner en los o√≠dos unos buenos tapones, taparlos fuertemente con las manos mientras se grita repetitivamente "¡No te escucho cartucho!" (variantes americanas si se prefiere: "Habla chucho, que no te escucho")

3- Comprar un micrófono y altavoces de 3000 watios de potencia, gritar fuerte y apabullar a los grillos. Tiene el riesgo que ellos compren en respuesta uno de 6000 watios.


miércoles, septiembre 16

La Olla de Grillos




Nunca hemos tenido a nuestra disposici√≥n tantos libros, documentales, im√°genes de todo tipo, shows televisivos, m√ļsica, fotos... Siglos atr√°s un libro, simplemente un libro, era un tesoro de valor incalculable o un arma que pod√≠a arruinar hasta los m√°s poderosos. Y ese libro era cuidado y copiado con inmenso amor y dedicaci√≥n. La vida transcurr√≠a sin grandes sobresaltos, la casa familiar serv√≠a de aposento a varias generaciones, la convivencia entre los diversos miembros de la familia era la norma, lo que se vest√≠a, com√≠a o calzaba era casi siempre lo mismo.

Evidentemente la vida era más pobre y restringida, el comercio escaso, y las posibilidades de educación muy limitadas. Aunque por otra parte, las horas en silencio eran también muchas, el contacto con la naturaleza más continuo y las lecturas de libros sagrados frecuentes. No necesariamente eso te hacía más sabio, pero lo que sabías lo sabías bien. Desde luego no todo el mundo aprovechaba esas condiciones, también había fanatismo y caza de brujas y guerras salvajes... como hoy en día, aunque digo yo que si te matan con un hacha o con un lanzallamas no cambia mucho las cosas.

jueves, julio 16

Horóscopos y Astrología

HOR√ďSCOPOS Y ASTROLOG√ćA



"¿Entonces usted cree en la astrolog√≠a?" Aqu√≠ tenemos otra de esas preguntas terribles a las que uno no sabe c√≥mo contestar, porque "creer" como se cree en un dios invisible o en los fantasmas o en el genio de la l√°mpara va a ser que no. Yo no creo en la Astrolog√≠a ni en los hor√≥scopos, o sea que no les rezo, no les venero, no me los imagino. Simplemente entiendo que hay algo maravilloso alrededor a lo que algunos llaman Universo y otros Dios o la Naturaleza, en definitiva la Vida Una, pues hasta la part√≠cula m√°s √≠nfima de la materia est√° dotada de movimiento y energ√≠a, o sea de vida.

As√≠ que no "creo" en la Astrolog√≠a, pero s√≠ que estoy seguro que √©sta antigua sabidur√≠a intentaba estudiar el "Logos" o sea la raz√≥n y causa √ļltima de la existencia de todo este Universo y de sus habitantes llamados astros, claro que lo que hoy se llama Astrolog√≠a es otra cosa. 

domingo, julio 12

La Isis Velada y la Isis Desvelada

Isis Velada e Isis Desvelada


Se ha especulado mucho sobre el significado de la Mona Lisa y sobre otros cuadros famosos de Leonardo da Vinci. Incluso se ha querido identificar su rostro con el de Leonardo. Claro que si uno se empe√Īa hasta el rostro Lenin con bigote y todo tambi√©n se asemeja. 

El misterio radica en saber por qu√© raz√≥n Leonardo no quiso desprenderse de la Mona Lisa. Seguro que no fue porque pensaba venderlo a mejor precio, sino por un aprecio especial, un significado que √©l s√≥lo entend√≠a. Para descubrirlo hay que preguntarse qui√©n era Leonardo y cu√°l era el factor m√°s importante en su carrera. 

Leonardo era pintor y tambi√©n ingeniero, anatomista, matem√°tico, arquitecto, m√ļsico, experto en bot√°nica, dibujante, etc. Hay que preguntarse qu√© hay detr√°s de todas esas cosas, porque entonces no hab√≠a diplomas profesionales. 

jueves, julio 2

La Conexión Espiritual 03 - Los Siete Portales

Los Siete Portales


¿Qu√© escoger√°s, oh t√ļ de coraz√≥n intr√©pido?

En nuestro anterior art√≠culo apuntamos una idea muy sencilla: act√ļa en cada rinc√≥n de tu ser, ya se trate del pensamiento, de las emociones, de los elementos vitales y corporales, etc., inspir√°ndose en las 3 cualidades que emanan de la Triada Superior, o sea Voluntad-Ley, Amor-Sabidur√≠a e Inteligencia.

No obstante, para profundizar un poco m√°s, vamos a comentar "Los Siete Portales " del fragmento III de "La Voz del Silencio" de H.P. Blavatsky, a los que se penetra con la consecuci√≥n de las "paramitas" o perfecciones transcendentales, o sea aquellas necesarias para comenzar a pisar las escaleras que conducen a nuestro ser superior. Paramita literalmente significa "retornar" o "ir"  (ita) al otro lado (param) o trascender.
 

martes, junio 30

La Conexión Espiritual 02 - Voluntad, Sabiduría e Inteligencia

Voluntad, Sabiduría e Inteligencia


Pero volvamos a la pregunta final de nuestro art√≠culo anterior: ¿Y qu√© es el Esp√≠ritu?. No podemos definir algo que no hemos conquistado, y cuando lo conquistemos las definiciones sobrar√°n. Pero s√≠ que podemos ver sus efectos en nosotros y en el mundo que no rodea, y de eso s√≠ podemos hablar.

Lo más alto que poseemos como seres humanos, dentro de los cuatro componentes que hemos detallado en otros artículos (físico, vital, emocional y mental), es lo mental. Ahora bien esta mente tiene dos aspectos o dos influencias. Una es nuestra mente diaria, mecánica, calculadora, repetitiva y acostumbrada a seguir los caminos trillados, es una mente centrada en el yo, egocéntrica, es una Mente Egoísta.

domingo, junio 28

La Conexión Espiritual

LA CONEXI√ďN ESPIRITUAL



En cierta ocasi√≥n se le hizo una pregunta a la gran maestra H.P. Blavatsky. Era una de esas preguntas a la que tan aficionados somos hoy en d√≠a, y que estriban en creer que para llegar a estados superiores de conciencia hay alg√ļn truco, alg√ļn secretillo que facilitar√≠a el acceso a la sabidur√≠a y a un estatus superior frente al resto de los comunes mortales. 

Muchos "aficionados" a estas cosas contempla el acceso a la sabiduría como una suerte de escalera de poder y reconocimientos, de encuentros con mahatmas etéreos (maestros de sabiduría) y estar al tanto de los grandes planes para la humanidad, de los que ellos, obviamente, gestionarán alguna parte.

viernes, junio 26

La Falacia de Freud y Marx

LA FALACIA DE FREUD Y MARX


Nadie puede ignorar el impacto de las ideas de Freud durante el siglo pasado. Pero cabe preguntarnos ¿es realmente debido a su eficacia y a una correcta descripci√≥n cient√≠fica de la realidad de la psicolog√≠a humana, o se debe m√°s bien a otros factores extracient√≠ficos?

El escolasticismo de la Edad Media impuso un sistema de pensamiento alejado de la realidad, embarazado por la carga religiosa y partiendo de ciertos apriorismos. El advenimiento de la revoluci√≥n del Renacimiento supuso una vuelta a la naturaleza. La observaci√≥n, la verificaci√≥n de los datos contrastados con los suministrados por la naturaleza, las exploraciones, la geograf√≠a, la astronom√≠a y la descripci√≥n de un mundo cada vez mas amplio y lleno de posibilidades fue la caracter√≠stica principal de este periodo. Pero como toda luz lleva acompa√Īada una sombra, tambi√©n en esta √©poca radica el comienzo de una ciencia que, al rebelarse contra la tutela religiosa, lleg√≥ poco a poco a negar tambi√©n todo lo que no fuese palpable, mensurable y visible, entreg√°ndose finalmente en brazos del materialismo.

miércoles, junio 24

Alejandría y las turbas contra Hypatia han vuelto

Alejandr√≠a y las turbas 
contra Hypatia han vuelto

Julio Cesar llen√≥ el camino hacia Roma de crucificados. Despu√©s de haber sido capturado por piratas y finalmente liberado, a pesar de no mandar ning√ļn ej√©rcito ni tener una cargo militar hizo montar una fuerza naval, captur√≥ a los piratas y los hizo crucificar. 

Alejandro Magno, borracho como otras muchas veces, mató a su mejor amigo de la infancia en un arrebato. También destruyó Persépolis, su destrucción alcanzó a otros muchos sitios sagrados y culturales, acabó con los restos de la religión de Zoroastro atacando sus templos.

miércoles, junio 17

Libros Compuestos en el Infierno 03 - Spinoza, Alegría y Tristeza

SPINOZA, ALEGR√ćA Y TRISTEZA
 
 
Spinoza nos da una piedra de toque, un criterio sencillo para saber cuando una doctrina o un mandato o una situaci√≥n tiene que ser evitada o al contrario apreciada y cultivada: la Alegr√≠a y la Tristeza. Hay pensamientos, lugares, personas, recuerdos, conceptos, etc., que nos producen tristeza o alegr√≠a. Hagamos un breve ejercicio y recordemos que cosas nos inquietan, qu√© cosas nos deprimen y qu√© cosas nos llenan de alegr√≠a. ¿Pero qu√© son exactamente estos dos estados?: 
  • Por tristeza entendemos un estado de baja energ√≠a, de des-estructuraci√≥n, de miedo, de apocamiento.
  • Por alegr√≠a entendemos un estado de exaltaci√≥n, de energ√≠a aumentada, de vitalidad.
El simple recuerdo de algo puede llenarnos de optimismo y energía, mientras que otros recuerdos nos ensombrecen, nos enferman, limitan nuestra fuerza vital. La visión de una persona, o de una cosa o de una situación también nos puede provocar esa sensación. Este fenómeno de todos bien conocido puede ser transitorio o perdurable. Así, los diversos tipos de experiencias, pensamientos, situaciones, etc., pueden producir diferentes estados de alegría:

martes, junio 16

Libros Compuestos en el Infierno 02 - Spinoza, Su Obra y Pensamiento

SPINOZA, Su Obra y Pensamiento



“El amor hacia algo eterno e infinito alimenta el alma con una alegr√≠a pura y exenta de toda tristeza; bien grandemente deseable y que merece ser buscado con todas nuestras fuerzas” Spinoza

No quisiera entrar en este segundo cap√≠tulo sobre Spinoza sin algunos comentarios extras. La imagen com√ļn del fil√≥sofo, como pensador intelectual, no es la que corresponde con el criterio de estas p√°ginas. La filosof√≠a, tantas veces repetido y nunca entendido, es el "Amor por la Sabidur√≠a". No es el "amor" mendicante, usurero, ni celoso, ni meloso, no es el amor de lo que dicen te quiero porque me quieres, sino el amor que lo entrega todo, la vocaci√≥n de entrega por los dem√°s, por entender un mundo que hace sufrir porque no se entiende, pues no hay peor tortura que la del que sufre sin saber por qu√©.

Y ese amor sincero y verdadero hace que cambies tu vida, que no se quede en palabras sino en acciones bellas y llenas de ayuda a las almas solitarias, que son todas. Y lo que busca ese amor es entender el sentido profundo de la vida, para saber por qu√©, un gran "por qu√©" que abarca la vida entera, para permitir que un rayo de luz de nos ilumine y luego correr con esa luz y alumbrar todas las oscuridades, las nuestras y las de los dem√°s.   

lunes, junio 15

Libros Compuestos en el Infierno 01

LIBROS COMPUESTOS EN EL INFIERNO I


Para todos los interesados en la filosof√≠a, o simplemente en la historia del pensamiento (que no es lo mismo) nombres como el Plat√≥n, Arist√≥teles, Plotino, Giordano Bruno, S√©neca, Locke, Hobbes, etc., le sonar√°n familiar. Hay sin embargo un nombre olvidado de “nuestra familia”, un fil√≥sofo cuya importancia aumento cada d√≠a m√°s, aunque contin√ļa siendo incomprendido por aquellos mismos que se reconocen como sus modernos admiradores o que han sido influenciados por su pensamiento. 

Este es el caso de Spinoza, de quienes sus críticos opinaron sobre sus libros diciendo que eran "libros sin dios" que debían ser prohibidos en todas partes del mundo, que "deberían ser enterrados para siempre en el olvido", que "estaban llenos de abominaciones", que "toda persona razonable debe encontrarlos aborrecibles", y que habían sido "compuestos en el infierno y escritos por el mismo diablo".

viernes, junio 5

Reencarnación y Concepciones Budistas 05 - Liberación sin Deseo

Liberación Sin Deseo


"El Primer Requisito para alcanzar la Liberación es no desearlo"
Siddharta ten√≠a un fin, una meta √ļnica: deseaba quedarse vac√≠o, sin sed, sin deseos, sin sue√Īos, sin alegr√≠a ni penas. Deseaba morirse para alejarse de s√≠ mismo, para no ser yo, para encontrar la tranquilidad en el coraz√≥n vac√≠o, para permanecer abierto al milagro a trav√©s de los pensamientos despersonalizados: √©se era su objetivo. Cuando todo el yo se encontrase vencido y muerto, cuando se callasen todos los vicios y todos los impulsos en su coraz√≥n, entonces tendr√≠a que despertar lo √ļltimo, lo m√°s √≠ntimo del ser, lo que ya no es el yo, sino el gran secreto.

Deseos... pues en el fondo subyace una ambición, la conquista de algo que no se posee, el deseo es también repulsa o deseo negativo....

s√°bado, mayo 30

Reencarnación y Concepciones Budistas 04 - Movimiento Rimé y Blavatsky

Movimiento Rimé y Blavatsky


...Resumamos pues de la manera m√°s simple posible lo dicho anteriormente. Hay dos posturas con respecto a la reencarnaci√≥n. 

La primera es la que sostiene el budismo hinayana y hoy en d√≠a tambi√©n el mahayana tibetano moderno, y que propone que todo es un proceso material evolutivo, en el que pensamiento, emociones, materia gaseosa, materia solida y sentidos, se mezclan en el proceso de la vida, tanto en planos materiales visibles como en invisibles. Cada acci√≥n tiene una reacci√≥n y como resultado aparecen nuevas formaciones dependientes que dan lugar a nuevas acciones y reacciones sin final previsible. El hombre condicionado desde el nacimiento por la ignorancia (avydia) y el karma con el que nace, comete nuevos errores en una cadena interminable de renacimientos.

jueves, mayo 28

Reencarnaci√≥n y Concepciones Budistas 03 - Buddhismo y Budhismo ¿cu√°l es la diferencia?


Buddhismo y Budhismo ¿Cu√°l es la Diferencia?



...Todo lo expuesto anteriormente demuestra sin lugar a dudas que eso que llamamos "yo" personal no es más que una ilusión, es decir transitorio y dependiente.

-Pero oiga, usted cree que mi yo es ilusorio, t√≥queme si quiere, ve ¿acaso soy una sombra o un espejismo? ¡Cruce la calle sin mirar, veremos a ver si el autob√ļs que lo atropella es ilusorio!

-No se sulfure, tiene usted raz√≥n. Este es un malentendido frecuente; de un lado encontramos los negadores de este mundo y su realidad, y del otro lo materialistas y racionalistas que afirman que √©ste mundo es la √ļnica realidad. Verdaderamente se han escrito toneladas de papel con afirmaciones y negaciones acerca de ello. Y creo que la verdad, como ya apunt√©, es doble. Ciertamente el yo personal es ilusorio y transitorio en relaci√≥n a la eternidad, pero real "en este momento" y si cruza la calle sin mirar su ilusoria personalidad va a chocar con el ilusorio autob√ļs, y se va a hacer usted ilusorios trozos, terminando su existencia en este ilusorio mundo y despidi√©ndose de sus ilusorios amigos y familia.

martes, mayo 26

Reencarnaci√≥n y Concepciones Budistas 02 - ¿Entonces Qu√© Reencarna?

¿Entonces Qu√© Reencarna?


Volvamos entonces a la pregunta: ¿Qu√© es lo que reencarna? B√°sicamente alg√ļn tipo de ser, de existencia. Pero l√≥gicamente para nuestro prop√≥sito solo tendremos en cuenta a un ser que posea “conciencia” de ello, porque un pedrusco arrojado y partido en trozos y vuelto a pegar no creo que pueda considerarse una reencarnaci√≥n. Por consiguiente reduci√©ndolo a lo b√°sico, lo que reencarna es una “conciencia”, o sea un n√ļcleo del ser que toma contacto con el plano denso y que comienza a ejercer su funci√≥n en dicho plano: “cum scire” o sea tomar conciencia interactuando con dicho plano.

Sin embargo la doctrina budista com√ļn insiste en que esa conciencia no posee por s√≠ misma existencia, sino que es dependiente de su interacci√≥n con otros componentes. La existencia de un Yo estable e independiente ser√≠a algo incluso a no considerar. 

domingo, mayo 24

Reencarnaci√≥n y Concepciones Budistas 01 - ¿Fui Yo Acaso Cleopatra?

REENCARNACI√ďN  y CONCEPCIONES BUDISTAS
¿Fui yo acaso Cleopatra?


La mayor√≠a de los trabajos y estudios sobre la Reencarnaci√≥n se concentran en una serie de ideas b√°sicas m√°s o menos comunes. No obstante, la mayor diferencia se encuentra en las actitudes aprior√≠sticas con las que se enfocan. O bien tratan de “convencer” o probar la existencia de la reencarnaci√≥n o por el contrario de desaprobarla. Se aducen m√ļltiples razones en un sentido o en el otro, teniendo como √ļltimo objetivo en realidad la defensa de las posiciones religiosas o filos√≥ficas particulares desde las que se hace el an√°lisis.

Por consiguiente, no nos detendremos en explicaciones con el fin de “probar” la existencia de tal fen√≥meno, porque al fin y al cabo, a menos que se posea conciencia y memoria de ello – que en todo caso s√≥lo seguir√≠a siendo v√°lida para uno mismo – ser√≠a in√ļtil y una forma de convencer a los ya convencidos. Hay mucho de fe o de creencia religiosa casi dogm√°tica en muchos de los “creyentes” de la reencarnaci√≥n como en los detractores, adem√°s de manipulaciones del concepto para acomodarlo a los propios deseos, sue√Īos y vanidades personales: nadie "recuerda" ser la encarnaci√≥n de un pobre mendigo, casi todos recuerdan haber sido grandes reyes, princesas, o sabios sacerdotes, lo cual suele ser m√°s bien signos de vanidad infinita, pues no hay tantas "cleopatras" ni "napoleones" ni grandes reyes en el pasado como para que todos queden contentos.

viernes, mayo 22

La Cara del Miedo y la Felicidad inalcanzable

La Cara del Miedo y la Felicidad inalcanzable


Hoy he hecho un ejercicio de "meditación en movimiento", o sea pasear pensativo, y he dejado pasear la mirada por todo lo que me rodea y por el panorama interior de todo lo que siento.

He visto miedo en las calles, gente corriendo y haciendo deporte que nunca antes había hecho, como si de repente sintiéndose culpables de dejadez e indisciplina, tuviesen la necesidad de reformarse siendo "mejores atletas y ciudadanos", pero miro a las caras y, aunque no todos, es miedo lo que reflejan, miedo al apartar la vista, miedo al cruzarse al otro lado de la acera de manera exagerada y ostensible.

Y he mirado en el interior, y he visto un espejo que refleja todo lo que le rodea, pero es un espejo mágico, porque si se empuja un poco, como Alicia en el País de las Maravillas, da paso a otro mundo.

La felicidad parece ahora m√°s lejos que nunca, por eso da miedo, pues lo cierto es que la felicidad que imaginamos es transitoria, el tiempo que transcurre tras haber bebido agua y volver a sentir sed, y es dependiente porque necesita el auto enga√Īo de las cosas que parecen ser, pero que en realidad no son.

martes, mayo 12

Derechos Humanos - El Compromiso de la Filosofía

DERECHOS HUMANOS: 
EL COMPROMISO DE LA FILOSOF√ćA

En primer lugar cabe preguntarnos qu√© son y cu√°l es el origen del concepto "derechos humanos". Como define St√©phane Hessel, participante en la redacci√≥n de la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos (DUDH), los derechos humanos son un instrumento emancipador, no es un discurso ideol√≥gico sino una pr√°ctica de lucha por la igualdad frente a la opresi√≥n.  

Su formulaci√≥n en 1948 fue el resultado directo de la lucha contra el nazismo, estalinismo y las consecuencias del holocausto, o sea los grandes totalitarismos del Siglo XX, quiz√°s el m√°s sangriento de la historia. 

Los estados no s√≥lo no son neutrales con respecto a los Derechos Humanos, sino que han sido o pueden ser agentes que promuevan su restricci√≥n e incluso la eliminaci√≥n de dichos derechos. Los agentes que pueden violar los derechos humanos son los Organismos Internacionales, los Estados y los Grupos de Estados. S√≥lo cuando se ratifica internacionalmente un tratado, es cuando estamos dentro del campo de los DUDH. De aqu√≠ surge claro est√° una posibilidad de manipulaci√≥n pol√≠tica, el uso de los DUDH de un pa√≠s contra otro. 

A nivel individual, los derechos subjetivos son violados por particulares, personas físicas o jurídicas, grupos o sociedades en relación al derecho de propiedad, objetos, etc. Sin embargo, el respeto y la implementación de los DUH es internacional.

domingo, mayo 10

Siete Claves para Superar la Crisis y No Morir en el Intento 08 - Clave 7: Busca tu Lugar en el Tiempo

Clave 7: Busca tu Lugar en el Tiempo


Cada d√≠a, cada minuto, nuestra conciencia avanza en el tiempo, y con √©l el lugar o los lugares a trav√©s de los cuales camina esa conciencia. As√≠ las tres dimensiones del espacio y la cuarta dimensi√≥n del tiempo se constituyen en nuestra prisi√≥n personal de la que nunca podemos escapar. No importa cuan lejos viajemos, no importa que vayamos hasta el √ļltimo conf√≠n del universo, siempre viajamos en el interior del t√ļnel constituido por esas cuatro paredes-dimensiones.

Los egipcios sabían eso muy bien, y lo representaban en sus tumbas: así las tapas de los sarcófagos, cuajadas de estrellas, representaban el cielo, el suelo era representado por el símbolo de la tierra, y los cuatro hijos de Horus, o sea las cuatro dimensiones, representado rodeando y al mismo tiempo en el interior del sarcófago en el que vivimos. Porque vivimos en un sarcófago, enterrados en vida, en las cuatro dimensiones.

Una visión un tanto pesimista... pero...

jueves, mayo 7

Gato Blanco o Gato Negro

Gato Blanco o Gato negro


Gato blanco o gato negro, da igual, lo importante es que cace ratones
Deng Xiaoping
Cierto, siempre que el gato siga siendo gato y no sea √©l cazado. La crisis est√° ya aqu√≠ (¿cu√°ndo ha dejado de estar?) y ciertamente como en otro lugar de este blog hemos analizado, la nueva edad media se anuncia all√° en el horizonte. Lo que ocurre es que no es como lo imaginamos ni como lo dese√°bamos, es otra cosa. No hay caballeros andantes, ni dragones, salvo los de siempre que se ocultan bajo propagandas publicitarias, y se parapetan detr√°s de las ventanillas de bancos y ministerios. 

Aunque existen parámetros comunes a todas las edades medias, no podemos prever todos los detalles. Ciertamente habrá desunión, ciertamente también inseguridad, pero sobre todo desconcierto. Estamos ante los primeros coletazos, aunque en realidad sus causas ya comenzaron hace cierto tiempo.

Los conflictos sociales y pol√≠ticos se avivar√°n, tanto a nivel de los peque√Īos grupos, ciudades, territorios, e incluso pa√≠ses. Los modelos sociales, capitalismo y comunismo en los extremos, acentuar√°n sus caracter√≠sticas e intentar√°n imponer sus modelos, de la misma manera que en el pasado la burgues√≠a floreciente y la nobleza tambi√©n se enfrentaron por √ļltima vez. Lo que surja no ser√° ni capitalismo, ni comunismo, sino otra cosa.

-S√≠, oiga muy interesante lo que dice, ¿pero yo qu√© debo hacer? ¿Deber√≠a reunirme con otros para hacer ollas comunes, deber√≠a cultivar setas en el s√≥tano, quiz√°s plantar patatas, o criar gallinas, o hacer huertos ecol√≥gicos o mermeladas?

-Bueno, quiz√°s llegar√° un momento en que tendr√° que hacerlo, y para ello como primer paso tendr√° quiz√°s que cambiar el lugar donde vive por otro que le permita esas actividades de supervivencia. Pero creo que eso no es necesario de momento, aunque no estar√≠a de m√°s estudiar un poco esas cosas. Pero lo que creo de verdad es que cuando los sistemas se caen, cuando los conflictos se avecinan, s√≥lo hay dos cosas que podemos hacer, garantizar nuestra seguridad vital, y REIVENTARNOS. Da igual como se le llame, emprendedores, startups, ganapanes. 

Las sociedades occidentales se han acostumbrado en exceso a depender cada vez m√°s de estados paternalistas y proveedores, aunque deficitarios casi siempre. Tenemos que buscar nuestra individualidad madura e independiente, para luego a continuaci√≥n asociarnos a otros hombres y mujeres libres como nosotros mismos. Necesitamos apartar el miedo, creer en nosotros mismos, tener iniciativa y evitar las dependencias tanto personales como generales. 

En definitiva, necesitamos recuperar nuestra libertad, sin miedo, dejar la par√°lisis del confort, aprender de nuevo a cazar y pensar por uno mismo, seas gato negro o blanco.

domingo, mayo 3

Siete Claves para Superar la Crisis y No Morir en el Intento 07 - Clave 6: Busca los Valores Inmortales

Clave 6: Busca los Valores Inmortales


Primero, ¿d√≥nde deber√© encontrar esos valores? ¿En el mundo alrededor, en un libro, en un museo? ¿O en mi interior?

Una peque√Īa digresi√≥n ecol√≥gica: Si un extraterrestre observase nuestro mundo ver√≠a que en la naturaleza terrestre todos los animales cumplen una funci√≥n, existe un equilibrio entre ellos. Pero al mismo tiempo ver√≠a que hay un ser extra√Īo cuyo fin ecol√≥gico no es visible a primera vista. No parece en principio que el hombre sea necesario para algo concreto en el ecosistema sino que m√°s bien en muchas ocasiones es un destructor del mismo. Entonces, ¿cu√°l es la funci√≥n del hombre en este sistema ecol√≥gico terrestre?: Ser portador de valores e ideales

El hombre es la conexión con el mundo superior y arquetípico, por eso el hombre es un ser mixto, como diría Platón hecho "de lo uno y de lo otro".

s√°bado, abril 25

Importancia de la Filosofía en Nuestros Tiempos

IMPORTANCIA DE LA FILOSOF√ćA EN NUESTROS TIEMPOS


Generalmente se suele dividir el estudio de la filosof√≠a en Filosof√≠a Antigua, Medieval, Renacentista-Moderna Y Oriental. El fil√≥sofo y profesor J.A.Livraga nos indica que no hay que entender la historia de la filosof√≠a como una mera l√≠nea continua en la que cada fil√≥sofo y √©poca es la directa consecuencia de lo anterior. 

Cada sociedad, sus espíritus más alertados, intenta buscar las respuestas apropiadas al momento en el que se vive. Así, por ejemplo, el descubrimiento del Nuevo Mundo y de nuevas rutas de comercio, el contacto con otras culturas, trajo nuevos desafíos que no estaban en relación directa con los temas que preocupaban a la filosofía de los periodos anteriores.

Sabemos de la importancia e influencia de la filosofía clásica. Frecuentemente nos apoyamos en Platón, Aristóteles, al tiempo que admiramos todas las filosofías tradicionales con las cuales tendemos a identificarnos, véase por ejemplo el interés en nuestra época por las filosofías orientales, y cómo éstas, ya se trate de taoísmo, budismo o hinduismo, etc., no sólo han atraído a los pensadores sino también a masas de nuevos practicantes en pleno siglo XXI en los países occidentales.

viernes, abril 24

Placer, Dolor y Felicidad

Placer, Dolor y Felicidad

Hay cosas que son y cosas que parecen que son.

Tambi√©n hay √©pocas de ilusi√≥n, de movimiento ascendente, de energ√≠a que arrastra y excita a todos los componentes de la sociedad haciendo que surja lo mejor de s√≠ misma. Parece entonces que todos los obst√°culos pueden vencerse y que podr√≠a encontrarse soluciones nuevas y refrescantes a los insolubles problemas de siempre. √Čsta fue la √©poca de los Descubrimientos, de las Conquistas, del Renacimiento material y espiritual. 

Como ondas reflejadas en las aguas corrientes del tiempo su influencia se dej√≥ sentir por largo tiempo, y aunque ahogada por el materialismo cient√≠fico y doctrinario de los siglos siguientes, reson√≥ de nuevo en los peque√Īos ecos distorsionados de los a√Īos sesenta del siglo pasado, donde todav√≠a se cre√≠a que el hombre no s√≥lo llegar√≠a a la luna sino que tambi√©n crear√≠a numerosas colonias espaciales. 

Esa fue la √©poca del cambio art√≠stico, de nuevos aires en la m√ļsica, en la arquitectura y en la tecnolog√≠a. Se cre√≠a que las enfermedades desaparecer√≠an una tras otra gracias a los antibi√≥ticos y las vacunas. Las pel√≠culas nos mostraban entonces un futuro de odiseas espaciales, con sociedades gobernadas por consejos de sabios, y exploradores del espacio remoto e infinito vestidos de blanco impoluto. La tecnolog√≠a nos llev√≥ a creer en un nuevo amanecer, fueron los comienzos de la llamada era de Acuario. 

viernes, abril 17

Siete Claves para Superar la Crisis y No Morir en el Intento 06 - Clave 5, Buscar la Perfección

Busca la Perfección


Antes de buscar algo tenemos que definirlo para no confundirnos y perder el tiempo. La perfecci√≥n como concepto puro y finalista no existe, nada es perfecto, nadie es perfecto, ning√ļn objeto es perfecto, porque en la naturaleza de las cosas est√° el desequilibrio, la evoluci√≥n. La perfecci√≥n es s√≥lo un objetivo imaginado, una entelequia.

No obstante, si que hay una perfecci√≥n razonable o alcanzable. No se trata del perfeccionismo, que m√°s bien es un exceso que no conduce a nada salvo a la propia vanidad o al entretenimiento ineficaz. En el extremo opuesto estar√≠a la negligencia, el dejar las cosas tal como est√°n, el "pasar", la pereza y desgana que no finaliza nada. Entre estos dos extremos se sit√ļa la perfecci√≥n razonable, o el equilibrio. 

En la filosof√≠a hind√ļ se habla de las 3 gunas. Son las cualidades que se expresan en todo lo que existe en el universo: Rajas, Tamas y Satwa.

domingo, abril 12

Siete Claves para Superar la Crisis y No Morir en el Intento 05 - Clave 4: No perder el Tiempo ni la Energía

Clave 4: No perder el Tiempo ni la Energía

Esta importante y famosa ecuaci√≥n pone delante de nosotros una relaci√≥n importante, la del tiempo-velocidad y masa por un lado y por el otro la energ√≠a. 

Aplicado a los seres humanos, como concepto general, necesita adem√°s a√Īadir otro factor: los seres humanos somos sistemas abiertos, interactuamos con muchas cosas y personas alrededor. Desde nuestro nacimiento nos ha sido otorgada condicionalmente una cierta cantidad de masa, energ√≠a y tiempo, relativamente invariable salvo que lo estropeemos con nuestras estupideces, acortando el tiempo, aumentando de masa y perdiendo nuestra energ√≠a en tareas in√ļtiles. 

Observemos los cambios en nuestra propia vitalidad, as√≠ de peque√Īos tenemos mucho tiempo y energ√≠a, pero poca masa, poca masa f√≠sica, poca masa social, poca masa pensante, etc, mucha energ√≠a f√≠sica, emocional y social, tiempo de sobra para aburrirnos, d√≠as que se nos hacen interminables, veranos infinitos.

En la vejez se invierten los valores, as√≠ hay poca masa f√≠sica o va disminuyendo su fuerza, los huesos se hacen fr√°giles, se pierde la energ√≠a f√≠sica, se empobrece tambi√©n nuestra energ√≠a social y se fragilizan nuestras emociones o bien se endurecen, los d√≠as transcurren muy r√°pidos, las estaciones se precipitan con los a√Īos hacia la muerte inevitable.

s√°bado, abril 11

Los Gemelos, el Mito del Doble Universal 04 - Los Gemelos Griegos Cástor y Pólux

LOS GEMELOS GRIEGOS, C√ĀSTOR Y POLUX


En Grecia encontramos una versi√≥n de las leyendas de los gemelos que, con el correr del tiempo, se hizo universal: est√° simbolizada en G√©minis, el signo doble del zodiaco. La historia, casi conocida por todos, es la de dos hermanos, uno hijo de un dios, Zeus, y el otro de un hombre, Tyndareus. El mismo d√≠a, su madre, Leda, tuvo relaciones √≠ntimas con su marido y con el dios. 

Leda en la simbolog√≠a griega tiene un papel semejante y se trata de hecho de una transformaci√≥n de N√©mesis, la Necesidad o el Karma inexorable. Por tanto, el nacimiento de C√°stor y P√≥lux expresa el destino necesario que manifiesta lo divino de Zeus y lo humano en dos hermanos eternamente asociados. P√≥lux, el hijo de Zeus, y C√°stor, el hijo de Tyndareus, fueron llamados los dioses fuertes,  “dioscuros” y los “arcontes” o aquellos que juzgan. P√≥lux est√° asociado simb√≥licamente con Apolo, el sol o lo divino, mientras que Castor lo est√° con H√©rcules, el hombre que se hizo divino tras superar las doce pruebas.

Las leyendas nos los muestran como perfectos ejemplo del amor fraternal, siempre consultando entre ellos cualquier acción a tomar. Cuando Cástor, el hermano mortal, fue asesinado por Idas, Pólux quiso seguirle, ya no deseaba su inmortalidad, pues tal era el amor que le tenía. Zeus compadecido por él, permitió que compartiese su inmortalidad con Cástor.

viernes, abril 10

Los Gemelos el Mito del Doble Universal 03 - Los Dioses Dobles Egipcios

LOS DIOSES DOBLES EGIPCIOS



Osiris para los Antiguos Egipcios es el rey de los Muertos, es decir del mundo de aquellos que han traspasado los l√≠mites de la vida com√ļn, bien se trate de iniciados en los misterios religiosos y por tanto nacidos a una nueva vida espiritual, o de aquellos que ha abandonado su cuerpo al llegar el fin de sus d√≠as en la tierra. El es la realeza en cierto sentido, pues fue rey en este mundo y continu√≥ siendo rey en el m√°s all√°. Representa a la vida en sus ciclos infinitos, y en ese sentido es dual: la vida en la tierra, el valle del Nilo e incluso el mismo r√≠o, la fertilidad de la vegetaci√≥n en los campos, y la procreaci√≥n en los animales y en el hombre, identificado as√≠ con el poder germinativo de la Luna, Osiris-Lunus, en su aspecto inferior y fisiol√≥gico. Pero tambi√©n se identifica en su aspecto superior con el Sol y su luz en el interior del hombre, o sea su espiritualidad, y a aquel que ha superado los l√≠mites humanos.

Seth y Osiris
Seth es su hermano gemelo y oscuro, el enemigo o adversario, Representa la oposici√≥n de la materia inerte contra el esp√≠ritu, la violencia y agresividad y la aridez del desierto. Pero del otro lado, en su aspecto m√°s esot√©rico, es quien "dise√Īa" el proceso por el cual Osiris se convierte en un ser luminoso, representa pues las necesarias pruebas por las que el esp√≠ritu ha de pasar para superar sus limitaciones.

jueves, abril 9

Los Gemelos el Mito del Doble Universal 02 - Los Mitos de los Orígenes

LOS GEMELOS Y LOS MITOS DE LOS OR√ćGENES


Muchos de los mitos sobre los gemelos se refieren al origen de una dinast√≠a, o de los seres humanos en su conjunto. De alguna manera el mito plat√≥nico del hermafrodita est√° relacionado tambi√©n, puesto que menciona que hab√≠a varias clases de estos seres poderosos, y que aquellos que estaban unidos cara contra cara, en eterno abrazo, fueron forzados a dividirse y que desde entonces se buscan constantemente el uno al otro.


En las leyendas americanas de los Navajos, se dice que de la primera diosa mujer concibi√≥ un hijo de su uni√≥n con el Sol, y otro con el Agua. Desde entonces fueron conocidos como los gemelos de la Diosa. Esta les dot√≥ con arcos y flechas, y ellos emprendieron el camino en busca de sus padres. Tras una serie de aventuras, en las cuatro direcciones del espacio, sin √©xito, finalmente su madre les dijo d√≥nde pod√≠an encontrar su padre verdadero, dirigi√©ndose a trav√©s de ca√Īones y monta√Īas hacia el Gran Mar del Occidente. Con la ayuda m√°gica de varios seres que encontraron en su camino, lograron atravesar las cordilleras que se cerraban engullendo a quienes las transitaban hasta llegar al Gran Mar, desde all√≠, m√°gicamente, el Arco Iris les condujo hasta su destino.


Esta leyenda, refleja algunos de las ideas que subsisten en los mitos solares astrológicos de los gemelos, donde el caminante a través del arco zodiacal alcanza el lugar original del Padre Sol.

martes, abril 7

Siete Claves para Superar la Crisis y No Morir en el Intento 04 - Clave 3: Capacidad de Resurrección

Siete Claves para Superar la Crisis y No Morir en el Intento IV

Clave 3: Capacidad de Resurrección


En las dos claves anteriores hemos hablado primero de identificar el ser interior, cambiando as√≠ la consideraci√≥n que tenemos de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, o sea cambiar nuestra perspectiva, y en segundo lugar sabiendo qu√© cosas depende de uno mismo y cu√°les no, enfrentar la batalla de la vida y sus desgracias de la √ļnica forma posible: como un guerrero/a, sabiendo que siempre hemos sido, somos y seremos, aprendiendo a “disfrutar” esta batalla continua que es la vida humana, que antes que nada es una batalla interior, una batalla para no torcerse y volverse ego√≠sta, mentiroso, cobarde y malo en definitiva.

Pero inevitablemente estamos sujetos a ciclos,  d√≠a y noche, sue√Īo y vigilia, juventud, madurez, vejez...y muerte.

Todo en la naturaleza apunta a ciclos infinitos: degradaci√≥n y reconstrucci√≥n, masa y energ√≠a intercambiada, las √≥rbitas planetarias, el ciclo de krebs en fisiolog√≠a, la inspiraci√≥n y espiraci√≥n, los orbitales at√≥micos, la floraci√≥n y la ca√≠da oto√Īal de las hojas, la primavera e invierno, y as√≠ de manera infinita se repiten una y otra vez los ciclos, como la muerte y la resurrecci√≥n.

Haz el intento, trata de buscar algo que permanezca siempre igual, o que persista en una sola dirección su movimiento, o que imperturbable esté exento de la influencia del tiempo, una sola cosa por favor. Como verás, incluso la estupidez humana no es permanente ni infinita, aunque a veces se pueda pensar lo contrario, todo llega a su fin o se transmuta en algo diferente. Observa que en ti mismo nada permanece igual, y que también los ciclos se manifiestan, no sólo con los cambios de la edad, cambios hormonales, circadianos, etc., sino también en los ciclos anímicos o estados de ánimo.


¿Por qu√© vida y muerte tienen que ser diferente? Dec√≠a Plat√≥n que los vivos vienen de los muertos, y aunque quiz√°s no sepamos exactamente a qu√© se refer√≠a, como regla general podemos entender que todo se transforma y que de la misma manera que entendemos claramente que la vida no es eterna, tambi√©n podemos concebir que la muerte no es eterna.

s√°bado, abril 4

Pensamiento M√°gico, Esoterismo, Covid-19 y las redes 5G

Pensamiento m√°gico, esoterismo, Covid-19 y las redes 5G



¿Que c√≥mo se entiende todo lo anterior? Muy mal, por eso intento dar paz a mi mente desgranando uno a uno los mensajes que recibo todo los d√≠as.

Veamos, en corto, pensamiento m√°gico: "En Nueva York hay rascacielos; mucha gente usa vaqueros en Nueva York" --> ergo... "los rascacielos producen vaqueros"

Así es de simple y sencillo.

Todos los d√≠as recibo muestras de este pensamiento m√°gico, la √ļltima: "En el sur de Europa se infectan m√°s que los del norte, debido a la falta de vitamina D que los del norte tienen, y como a estos les suministran vitamina D, entonces tienen m√°s que los del sur y por eso tienen m√°s defensas..."

Tranquilo, cuenta hasta... mil. O sea, que los norte√Īos tienen menos, pero como les suplementan tienen m√°s, y los andaluces, por ejemplo, tienen m√°s pero como no les suplementan tienen menos!!

El pensamiento m√°gico nos invade, como los extraterrestres, toda suerte de asociaci√≥n inesperada se hace entre ideas, datos, el color de mi camisa y el d√≠a de la semana. Hemos perdido la capacidad de analizar, de pensar, si es que alguna vez la tuvimos. Y yo no niego que la vitamina D o los vientos alisios, o cualquier otra cosa, tenga que ver en algo de esto, pero oiga, ¡est√ļdielo y pru√©belo!

-Usted se las da de listo. Yo creo que debe haber razones ocultas, influencias a√ļn no conocidas, como las astrol√≥gicas actuando sobre la humanidad. Pero usted es un incr√©dulo, dir√≠a que hasta ateo...