miércoles, junio 24

Alejandría y las turbas contra Hypatia han vuelto

Alejandría y las turbas 
contra Hypatia han vuelto

Julio Cesar llenó el camino hacia Roma de crucificados. Después de haber sido capturado por piratas y finalmente liberado, a pesar de no mandar ningún ejército ni tener una cargo militar hizo montar una fuerza naval, capturó a los piratas y los hizo crucificar. 

Alejandro Magno, borracho como otras muchas veces, mató a su mejor amigo de la infancia en un arrebato. También destruyó Persépolis, su destrucción alcanzó a otros muchos sitios sagrados y culturales, acabó con los restos de la religión de Zoroastro atacando sus templos.

Los crímenes de la cristiandad serían muy largo y complicado de detallar. Quien esté interesado que lea la "Historia Criminal del Cristianismo", en 10 tomos y con 5000 páginas... La historia criminal de los papas merecería un volumen aparte.

Con respecto a la Iglesia Católica, léase sobre la persecución de paganos, supuestas brujas, heréticos, la Inquisición, y por último échese un vistazo a "Casos de abuso sexual infantil cometidos por miembros de la Iglesia Católica"

Del Islam bastaría con repasar los diarios de los últimos años para descubrir no solo crímenes sino también atentados contra los derechos humanos, de hecho no ha aceptado la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en especial a lo que concierne a la libertad de culto, y al matrimonio con diferente religión. 

Nazis-Comunismo. El 19 de septiembre pasado, el Parlamento europeo igualó oficialmente los «asesinatos en masa, genocidios y deportaciones de ambos regímenes» durante el siglo XX. La resolución fue aprobada con un resultado aplastante: 535 votos a favor, 66 en contra y 52 abstenciones. ¿Alguien tiene duda?


Nazis: 42.500 campos de concentración, guetos y factorías de trabajos forzados que provocaron entre 15 y 20 millones de muertos o internados. Además de los 6 millones de judíos (5.659.600). Existe una literatura abundante sobre el tema por lo que no creo necesario insistir.

Del Comunismo baste con leer "El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión" (1997). Escrito por profesores universitarios e investigadores europeos y editado por Stéphane Courtois, director de investigaciones del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia. Algunos datos, número de víctimas:

60 millones en la República Popular China
20 millones en la Unión Soviética
2 millones en Corea del Norte
2 millones en Camboya
100000 en los regímenes comunistas de Europa oriental
100000 en Latinoamérica

¿Quién esté Libre de Pecado que Tire la Primera Piedra? 

Nadie está libre de culpa, es la naturaleza del ser humano que existe entre dos abismos, uno demoníaco y otro angélico. Todas esas barbaridades del pasado y muchas más fueron cometidas por seres humanos cuya sangre y genes llevamos en nuestro interior, la violencia del bruto y del ignorante estaban en su ser demoníaco, y lo están también en el nuestro. Y no creo en el diablo, ni en ningún infierno, salvo este en el que vivimos y morimos. 

Sólo la educación profunda, la serenidad, el manejo de las propias pasiones, es lo que permitirá al hombre superar o controlar el animal que lleva dentro. Y un acompañante necesario es el Amor, la Fraternidad, el pensar siempre en los demás antes que en uno mismo. Ese es el valor de la educación, en su más alto sentido es extraer lo mejor que hay dentro de nosotros, el diamante oculto en el barro. 


Lo que estos días vemos en las noticias, esas reivindicaciones iconoclastas, no es el fruto de la fraternidad, ni de la libertad, sino del ODIO. Derribar estatuas sin sentido no tiene razón ni fundamento alguno. 

Son los grandes grupos que manejan el mundo los que se encargan de agitar las masas humanas. Porque cuando el hombre pierde su individualidad, su serenidad interior, se convierte en masa. Véase el comportamiento del público en cualquier partido de fútbol o en una manifestación. Gente que normalmente son educados pierden toda honorabilidad y respeto. Se vuelven masa. Y la masa se controla no por la razón sino por las emociones. Emociones que saben manejar muy bien los Magos Negros de Hoy, los sofistas, los políticos, los poderes económicos, los periódicos. A todos estos les conviene la masa.

Una cosa es el revisionismo histórico, sereno y meditado, la educación en valores, el cambio gradual de nuestros puntos de vista gracias a un mejor estudio de la historia y una mejor comprensión de los factores históricos y culturales del momento. Esta acción se realiza por medio de los estudiosos, es una aportación académica que llega finalmente al gran público de una manera mesurada y lúcida.

Pero el revisionismo histórico salvaje al cual asistimos estos días es terrible. Porque no hay que dolerse por las estatuas que tiran al suelo, al fin y al cabo son piedra y nada más, sino por el salvaje que las tiró, lleno de odio, regido por impulsos primarios y por la venganza. A ese es al que hay que tener miedo. 

A veces estas acciones se ocultan tras la utilización de citas falsas, de descontextualización de los hechos, o el uso sin crítica de los documentos, que se utilizan como armas arrojadizas.

E inevitablemente, lo que a algunos les puede parecer "justicia histórica", es en realidad una forma de los nuevos bárbaros. Los cristianos en la antigua Alejandría azuzados por las arengas del obispo Cirilo mataron a la filósofa y científica Hypatia, descuartizando su cadáver. Poco a poco en nombre de lo "permisible y lo no permisible", de lenguaje de lo correcto y lo incorrecto, del juicio de la historia pasada, del derribo de estatuas y templos, la Alejandría del siglo V se fue deslizando junto con todo el Imperio Romano hacia la Edad Media.

Quizás los romanos fuesen impíos paganos, esa sociedad esclavista tenía que desaparecer y cambiar, pero ese cambio no vino de la mano de una educación y entendimiento progresivo y humanista, sino de la mano de hordas ignorantes de cristianos, que hasta el día de ayer habían sido adoradores de ídolos, y que sin comprender bien las palabras de caridad y tolerancia de Jesús, sino el odio teológico de quienes les impulsaban, se dedicaron a destruir a toda la civilización clásica. 

La Edad Media llegó y con ella todo el mundo occidental se hundió en la noche durante siglos. Esos cristianos, que quizás justamente acusaban al Imperio de su maldad, no trajeron una nueva era de paz sino una era de oscurantismo y violencia, porque no puede traer la paz aquel que no la lleva en su interior.

¡Cuidado con los que tiran estatuas, cuidado con los revisionistas fanáticos de la historia, cuidado con los que se apuntan a desmantelar todo por puro odio y fanatismo...!


Subscríbete al Canal Oficial de Seraphis Filosofía en Acción en Telegram:


¡Recibe los últimos artículos de Seraphis Filosofía en Acción en tu Telegram!
Descárgate Telegram y entra en el anterior enlace para recibir los últimos vídeos y artículos, etc. Solo recibirás estos, ninguna publicidad o enlaces externos.
¡Difunde el enlace! Gracias a ti llegaremos a muchos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario