martes, junio 30

La Conexión Espiritual 02 - Voluntad, Sabiduría e Inteligencia

Voluntad, Sabiduría e Inteligencia


Pero volvamos a la pregunta final de nuestro art√≠culo anterior: ¿Y qu√© es el Esp√≠ritu?. No podemos definir algo que no hemos conquistado, y cuando lo conquistemos las definiciones sobrar√°n. Pero s√≠ que podemos ver sus efectos en nosotros y en el mundo que no rodea, y de eso s√≠ podemos hablar.

Lo más alto que poseemos como seres humanos, dentro de los cuatro componentes que hemos detallado en otros artículos (físico, vital, emocional y mental), es lo mental. Ahora bien esta mente tiene dos aspectos o dos influencias. Una es nuestra mente diaria, mecánica, calculadora, repetitiva y acostumbrada a seguir los caminos trillados, es una mente centrada en el yo, egocéntrica, es una Mente Egoísta.

domingo, junio 28

La Conexión Espiritual

LA CONEXI√ďN ESPIRITUAL



En cierta ocasi√≥n se le hizo una pregunta a la gran maestra H.P. Blavatsky. Era una de esas preguntas a la que tan aficionados somos hoy en d√≠a, y que estriban en creer que para llegar a estados superiores de conciencia hay alg√ļn truco, alg√ļn secretillo que facilitar√≠a el acceso a la sabidur√≠a y a un estatus superior frente al resto de los comunes mortales. 

Muchos "aficionados" a estas cosas contempla el acceso a la sabiduría como una suerte de escalera de poder y reconocimientos, de encuentros con mahatmas etéreos (maestros de sabiduría) y estar al tanto de los grandes planes para la humanidad, de los que ellos, obviamente, gestionarán alguna parte.

viernes, junio 26

La Falacia de Freud y Marx

LA FALACIA DE FREUD Y MARX


Nadie puede ignorar el impacto de las ideas de Freud durante el siglo pasado. Pero cabe preguntarnos ¿es realmente debido a su eficacia y a una correcta descripci√≥n cient√≠fica de la realidad de la psicolog√≠a humana, o se debe m√°s bien a otros factores extracient√≠ficos?

El escolasticismo de la Edad Media impuso un sistema de pensamiento alejado de la realidad, embarazado por la carga religiosa y partiendo de ciertos apriorismos. El advenimiento de la revoluci√≥n del Renacimiento supuso una vuelta a la naturaleza. La observaci√≥n, la verificaci√≥n de los datos contrastados con los suministrados por la naturaleza, las exploraciones, la geograf√≠a, la astronom√≠a y la descripci√≥n de un mundo cada vez mas amplio y lleno de posibilidades fue la caracter√≠stica principal de este periodo. Pero como toda luz lleva acompa√Īada una sombra, tambi√©n en esta √©poca radica el comienzo de una ciencia que, al rebelarse contra la tutela religiosa, lleg√≥ poco a poco a negar tambi√©n todo lo que no fuese palpable, mensurable y visible, entreg√°ndose finalmente en brazos del materialismo.

miércoles, junio 24

Alejandría y las turbas contra Hypatia han vuelto

Alejandr√≠a y las turbas 
contra Hypatia han vuelto

Julio Cesar llen√≥ el camino hacia Roma de crucificados. Despu√©s de haber sido capturado por piratas y finalmente liberado, a pesar de no mandar ning√ļn ej√©rcito ni tener una cargo militar hizo montar una fuerza naval, captur√≥ a los piratas y los hizo crucificar. 

Alejandro Magno, borracho como otras muchas veces, mató a su mejor amigo de la infancia en un arrebato. También destruyó Persépolis, su destrucción alcanzó a otros muchos sitios sagrados y culturales, acabó con los restos de la religión de Zoroastro atacando sus templos.

miércoles, junio 17

Libros Compuestos en el Infierno 03 - Spinoza, Alegría y Tristeza

SPINOZA, ALEGR√ćA Y TRISTEZA
 
 
Spinoza nos da una piedra de toque, un criterio sencillo para saber cuando una doctrina o un mandato o una situaci√≥n tiene que ser evitada o al contrario apreciada y cultivada: la Alegr√≠a y la Tristeza. Hay pensamientos, lugares, personas, recuerdos, conceptos, etc., que nos producen tristeza o alegr√≠a. Hagamos un breve ejercicio y recordemos que cosas nos inquietan, qu√© cosas nos deprimen y qu√© cosas nos llenan de alegr√≠a. ¿Pero qu√© son exactamente estos dos estados?: 
  • Por tristeza entendemos un estado de baja energ√≠a, de des-estructuraci√≥n, de miedo, de apocamiento.
  • Por alegr√≠a entendemos un estado de exaltaci√≥n, de energ√≠a aumentada, de vitalidad.
El simple recuerdo de algo puede llenarnos de optimismo y energía, mientras que otros recuerdos nos ensombrecen, nos enferman, limitan nuestra fuerza vital. La visión de una persona, o de una cosa o de una situación también nos puede provocar esa sensación. Este fenómeno de todos bien conocido puede ser transitorio o perdurable. Así, los diversos tipos de experiencias, pensamientos, situaciones, etc., pueden producir diferentes estados de alegría:

martes, junio 16

Libros Compuestos en el Infierno 02 - Spinoza, Su Obra y Pensamiento

SPINOZA, Su Obra y Pensamiento



“El amor hacia algo eterno e infinito alimenta el alma con una alegr√≠a pura y exenta de toda tristeza; bien grandemente deseable y que merece ser buscado con todas nuestras fuerzas” Spinoza

No quisiera entrar en este segundo cap√≠tulo sobre Spinoza sin algunos comentarios extras. La imagen com√ļn del fil√≥sofo, como pensador intelectual, no es la que corresponde con el criterio de estas p√°ginas. La filosof√≠a, tantas veces repetido y nunca entendido, es el "Amor por la Sabidur√≠a". No es el "amor" mendicante, usurero, ni celoso, ni meloso, no es el amor de lo que dicen te quiero porque me quieres, sino el amor que lo entrega todo, la vocaci√≥n de entrega por los dem√°s, por entender un mundo que hace sufrir porque no se entiende, pues no hay peor tortura que la del que sufre sin saber por qu√©.

Y ese amor sincero y verdadero hace que cambies tu vida, que no se quede en palabras sino en acciones bellas y llenas de ayuda a las almas solitarias, que son todas. Y lo que busca ese amor es entender el sentido profundo de la vida, para saber por qu√©, un gran "por qu√©" que abarca la vida entera, para permitir que un rayo de luz de nos ilumine y luego correr con esa luz y alumbrar todas las oscuridades, las nuestras y las de los dem√°s.   

lunes, junio 15

Libros Compuestos en el Infierno 01

LIBROS COMPUESTOS EN EL INFIERNO I


Para todos los interesados en la filosof√≠a, o simplemente en la historia del pensamiento (que no es lo mismo) nombres como el Plat√≥n, Arist√≥teles, Plotino, Giordano Bruno, S√©neca, Locke, Hobbes, etc., le sonar√°n familiar. Hay sin embargo un nombre olvidado de “nuestra familia”, un fil√≥sofo cuya importancia aumento cada d√≠a m√°s, aunque contin√ļa siendo incomprendido por aquellos mismos que se reconocen como sus modernos admiradores o que han sido influenciados por su pensamiento. 

Este es el caso de Spinoza, de quienes sus críticos opinaron sobre sus libros diciendo que eran "libros sin dios" que debían ser prohibidos en todas partes del mundo, que "deberían ser enterrados para siempre en el olvido", que "estaban llenos de abominaciones", que "toda persona razonable debe encontrarlos aborrecibles", y que habían sido "compuestos en el infierno y escritos por el mismo diablo".

viernes, junio 5

Reencarnación y Concepciones Budistas 05 - Liberación sin Deseo

Liberación Sin Deseo


"El Primer Requisito para alcanzar la Liberación es no desearlo"
Siddharta ten√≠a un fin, una meta √ļnica: deseaba quedarse vac√≠o, sin sed, sin deseos, sin sue√Īos, sin alegr√≠a ni penas. Deseaba morirse para alejarse de s√≠ mismo, para no ser yo, para encontrar la tranquilidad en el coraz√≥n vac√≠o, para permanecer abierto al milagro a trav√©s de los pensamientos despersonalizados: √©se era su objetivo. Cuando todo el yo se encontrase vencido y muerto, cuando se callasen todos los vicios y todos los impulsos en su coraz√≥n, entonces tendr√≠a que despertar lo √ļltimo, lo m√°s √≠ntimo del ser, lo que ya no es el yo, sino el gran secreto.

Deseos... pues en el fondo subyace una ambición, la conquista de algo que no se posee, el deseo es también repulsa o deseo negativo....