martes, enero 31

ANATOMIA OCULTA IV - Cerebro y Corazón en el Cráneo

-

ANATOM√ćA OCULTA IV

EL CEREBRO y EL CORAZ√ďN EN EL CR√ĀNEO

“El coraz√≥n tiene razones que la raz√≥n ignora”

Blaise Pascal

Las complejidades de la neurolog√≠a, tema demasiado especializado para el profano, son tantas que ser√≠a imposible tratar de dar una explicaci√≥n en un simple art√≠culo. Pero de la misma manera que podemos contemplar un √°rbol, admirar su ciclo vital, comparar sus ra√≠ces, troncos y ramas extendidas de forma paralela al desarrollo vital del ser humano, e incluso contemplar sus frutos y flores como la producci√≥n u ofrenda del hombre al mundo, tambi√©n podemos contemplar ciertos peque√Īos misterios con una mirada simple y natural, que no pretende conocer los complejos vericuetos de la anatom√≠a y fisiolog√≠a cient√≠fica, sino aprender cosas que sean √ļtiles para el alma.

Los Antiguos Egipcios, así como en la China tradicional, y en otras culturas americanas y asiáticas, consideraban al Corazón el Centro Vital y sede de la Conciencia del ser humano. Nuestra época, más racionalista, y que valora ante todo el intelecto, hace del Cerebro el centro de nuestra conciencia.

lunes, enero 23

ANATOM√ćA OCULTA III - EL CEREBRO Y SUS CORRESPONDENCIAS SUTILES

-

ANATOM√ćA OCULTA III

EL CEREBRO Y SUS CORRESPONDENCIAS SUTILES

Como dec√≠a en un anterior art√≠culo, la anatom√≠a oculta no es ning√ļn tipo de magia o conocimiento esot√©rico extravagante, sino reconocer aquellas marcas que nos permiten adivinar detr√°s del aparente desorden ciertas proporciones, ciertas armon√≠as num√©ricas y correspondencias, que en definitiva nos acercan un poco al concepto cl√°sico de la creaci√≥n como emanaci√≥n o densificaci√≥n de c√°nones o patrones ideales.

La secuencia de los n√ļmeros, como ya expliqu√© en art√≠culo anterior, corresponde en realidad la secuencia l√≥gica del desarrollo de la conciencia. Los N√ļmeros arquet√≠picos o ideas, son el patr√≥n base a partir del cual se desarrollan las infinitas variaciones num√©ricas y concretas que conforman todo nuestro universo.

miércoles, enero 18

Anatomia Oculta II - La Tradición Egipcia

-

ANATOMIA OCULTA II

La Tradición Egipcia

Hay establecidas por parte de muchas culturas relaciones especiales, de correspondencia o simbólicas entre las distintas partes del cuerpo y elementos astronómicos, o de otra índole.

Por ejemplo, en el anterior Papiro de Ani, sacerdote y escriba real del templo de Karnak, para quien le fue preparado un maravilloso papiro de varios metros de largo con las recitaciones can√≥nicas del Libro de los Muertos, en uno de sus cap√≠tulos se representan a 21 deidades, cada una de ellas correspondi√©ndose, seg√ļn dice el texto en su parte superior, con una parte espec√≠fica del cuerpo. Se trata m√°s bien de “sacralizar” cada parte del cuerpo al relacionarla con un dios y sus poderes. En el Occidente cristiano esta relaci√≥n se hizo atribuyendo a los restos santos, sus relicarios, facultades protectoras y curativas. As√≠ por ejemplo, el rey Felipe II, llego a acumular hata 800 piezas de relicarios, pr√°cticamente todo el santoral.

lunes, enero 16

ANATOMIA OCULTA I - La Otra Mirada

-

ANATOMIA OCULTA I

LA OTRA MIRADA

En este post, y probablemente en otros que le seguir√°n, tratar√© de desarrollar elementos de lo que a veces se ha denominado como Anatom√≠a Oculta o Esot√©rica. Sin embargo, todo lo que aqu√≠ expondr√© est√° a la vista, delante de nuestros ojos. De hecho la Anatom√≠a Oculta consiste en una mirada, en una forma de ver distinta y profunda. Pero, ¿qu√© valor puede tener para uno mismo?

Por el momento, este conocimiento no posee una aplicaci√≥n pr√°ctica inmediata, pero desde luego s√≠ que tiene una aplicaci√≥n psicol√≥gica y espiritual sobre el observador: nos ense√Īa a percibir al ser humano desde otra √≥ptica distinta. Todo el mundo sabe que una catedral inmensa est√° hecha de argamasa, cemento, piedras, m√°rmoles, etc. No obstante, los miles de turistas y expertos del arte que las visitan no prestan atenci√≥n a esos detalles, sino que admiran la proporci√≥n, la belleza expresada en la armon√≠a de dichos monumentos, y la intenci√≥n de sus creadores que nos habla a trav√©s de sus medidas y dise√Īos.