domingo, abril 30

Los Mitos sobre los Jóvenes y los Viejos

-

Los Mitos sobre los Jóvenes y los Viejos

Cuando se trata de dinamizar grupos, casi siempre se piensa en los j√≥venes. Su cualidad vibrante, su salud rebosante, su capacidad para entusiasmarse con todo, y de arrastrar a los dem√°s, sin olvidar algo muy importante: su idealismo y generosidad…

Por contra los “mayores” son todo lo contrario. Su escasa salud, los desenga√Īos acumulados a lo largo de la vida, hacen que su desconfianza les impida ser entusiastas. Por otro lado, por esas mismas razones, y con el paso del tiempo habiendo superado el “mezzo del cammin della nostra vita”, las ganas de aventuras y el idealismo han dejado paso a la pereza y al ego√≠smo.

¿De verdad? ¿Es esto siempre as√≠? Nada es siempre lo mismo en un mundo cambiante, en el que las generalizaciones son muy enga√Īosas.

martes, abril 25

Un Mundo sin Dios y sin Alma

-

UN MUNDO SIN DIOS y SIN ALMA

Desde los tiempos más remotos los seres humanos han presentado ofrendas a lo desconocido, al mundo más allá de nuestro inmediato alcance. Han levantado altares, lugares sagrados a veces reducidos a una simple roca, o un árbol. Otras veces han inclinado sus corazones ante la presencia de los astros del día o de la noche.

Los te√≥logos, o sea los pensadores sobre el dios, han elaborado con el paso de los siglos complejas ideas acerca de los seres superiores, dioses o diosas, √ļnicos o m√ļltiples en sus apariencias.

No obstante en la lejana aldea, o en los pasos solitarios en valles aislados, ajenos a los grandes problemas teológicos, los hombres continuaron reverenciando lo desconocido partiendo, sabiéndolo o no, de una intuición interior de naturaleza espiritual.

Tambi√©n hubieron, y nunca dejaron de haber, hombres que a veces carentes de esa intuici√≥n, y otras veces como rebeld√≠a y rechazo ante un dios que no obedec√≠a fielmente sus deseos, negaban cualquier otra realidad existencial. Otras veces las injusticias de este mundo, el horror ante los desastres naturales, en su mayor√≠a inexplicables, hicieron que muchos seres humanos renegasen de la existencia de alg√ļn orden espiritual.