jueves, mayo 28

Reencarnación y Concepciones Budistas 03 - Buddhismo y Budhismo ¿cuál es la diferencia?


Buddhismo y Budhismo ¿Cuál es la Diferencia?



...Todo lo expuesto anteriormente demuestra sin lugar a dudas que eso que llamamos "yo" personal no es más que una ilusión, es decir transitorio y dependiente.

-Pero oiga, usted cree que mi yo es ilusorio, tóqueme si quiere, ve ¿acaso soy una sombra o un espejismo? ¡Cruce la calle sin mirar, veremos a ver si el autobús que lo atropella es ilusorio!

-No se sulfure, tiene usted razón. Este es un malentendido frecuente; de un lado encontramos los negadores de este mundo y su realidad, y del otro lo materialistas y racionalistas que afirman que éste mundo es la única realidad. Verdaderamente se han escrito toneladas de papel con afirmaciones y negaciones acerca de ello. Y creo que la verdad, como ya apunté, es doble. Ciertamente el yo personal es ilusorio y transitorio en relación a la eternidad, pero real "en este momento" y si cruza la calle sin mirar su ilusoria personalidad va a chocar con el ilusorio autobús, y se va a hacer usted ilusorios trozos, terminando su existencia en este ilusorio mundo y despidiéndose de sus ilusorios amigos y familia.

-A ver si le entiendo entonces, nuestro yo es una realidad condicionada, transitoria, como el tiempo que dura una partida en una de esas maquinas de bar.

-Correcto. Es el juego que le ha tocado, el papel que tiene que representar en esta obra del mundo. Es impermanente, pero el resultado de la partida es cierto, y el dolor y experiencia adquirida son ciertos.

-¿Experiencia para qué o para quién?


-Déjeme que le explique algo. Imagine por un momento que ese yo personal, además de depender y estar en relación a los aspectos materiales de la personalidad (¿recuerda usted, cuerpo físico, vitalidad, emociones y mente?), también estuviese relacionado con algo perteneciente a un plano superior.

-Ya lo veo, conectado por arriba a algo externo a este plano de ilusión.




-Exacto, entonces ese yo tiene algo a lo que "agarrarse". Si por ejemplo rompiésemos o modificásemos uno de esos lados del cuadrado de la personalidad, o recibiesen un embate traumático de la vida, probablemente esa pirámide oscilaría a un lado y otro, y quizás se deformaría e incluso podría desaparecer uno de sus lados en la base. 

-Ya veo por donde va... pero a pesar de ese accidente, el yo seguiría anclado en algo que está por encima y fuera del plano ilusorio de la personalidad. 

-Así es, persistiría inerme y existente sin dependencias.

-Bien, pero eso no tiene que ver con lo que el budismo tibetano enseña, o sea la no existencia de ningún ser o entidad más allá del plano de la materia, en el cual también se incluye lo mental. O sea, que el budismo predominante defiende lo mismo que la ciencia materialista.

-Ciertamente, esta es una confusión frecuente, generalmente se piensa que el budismo tibetano de hoy es muy espiritual, y aunque yo no voy a discutir eso por el momento, la liberación nirvánica que promete es equivalente a la aniquilación. Esta secta budista propaga la doctrina conocida como "sunyatta", o sea el vacío, que quiere decir que detrás de todos los fenómenos que percibimos en este mundo, incluido los mentales e invisibles, solo hay transformaciones dependientes y evolutivas. No hay ninguna base detrás que lo sustente, no hay ningún elemento aparte, de hecho ningún elemento fijo. Por eso se llama doctrina del "vacío", por eso defiende exactamente lo mismo que las doctrinas materialistas científicas. 

-¿Entonces dónde está la diferencia?

-Lo único que la diferencia es una actitud de comprensión hacia el dolor humano, su humanismo materialista que le hace trabajar a su manera por la liberación del sufrimiento humano. Pero eso también existe en muchos humanistas científicos y materialistas, que entienden también que la única realidad es el dolor, y que mediante la ciencia y las revoluciones económicas y materiales ese dolor se puede paliar, pero no implica la creencia en algo más allá de lo que la materia ofrece.

Déjeme que le cuente una pequeña historia, pero muy importante para la comprensión de todo esto. A finales del siglo XIX la figura de H.P. Blavatsky rescató elementos muy importantes de la tradición a partir de sus maestros tibetanos, cierto grupo misterioso y secreto no bien identificado. Ella para diferenciarlo del budismo originado a partir de Gautama Sakyamuni el Buddha (obsérve la doble "dd" del participio pasivo, "el Iluminado") escribió acerca del Budhismo (una sola "d) o la Doctrina Immemorial de la Sabiduria ("Budhi") En otras palabras, prevenida de lo que sucedería y ya estaba ocurriendo en su tiempo, quiso separar claramente ambos conceptos, el budismo de su época y el budismo atemporal. 

-¿Pero para qué? ¿cuál era el objeto de esa insistencia?

-Tal como ella misma explica, el budismo del sur o hinayana había perdido el corazón de la doctrina y elaborado una doctrina seca y desprovista de alma, mientras que el budismo tibetano del norte aún conservaba elementos espirituales más profundos, pero empezaba a dar muestras de algo parecido. Ella explica que el budismo inmemorial y esotérico enseñaba la existencia en cada ser humano de unos principios espirituales inmortales o mónadas. Estas mónadas eran la causa y origen del rosario de encarnaciones como personalidades ilusorias. 

-Como la luz solar que emana cada uno de sus rayos... eso dijo usted antes

-Además postulaba en su obra monumental La Doctrina Secreta, la existencia de un elemento único o principio en todo el universo:

"...Un PRINCIPIO Omnipotente, Eterno, Sin Límites e Inmutable, sobre el cual toda especulación es imposible, porque trasciende el poder de la concepción humana, y sólo podría ser empequeñecido por cualquiera expresión o comparación de la humana inteligencia. Está fuera del alcance del pensamiento, y según las palabras del Mândûkya Upanishad es “inconcebible e inefable”... Hay Una Realidad Absoluta anterior a todo Ser manifestado y condicionado..."

...Ya veo que me va a preguntar que a dónde lleva todo esto. Esas dos afirmaciones, la existencia "de los rayos" del sol o sea de la monada inmortal que ilumina las personalidades pasajeras ─ ¿recuerda el gancho al que se conecta el yo ilusorio? ─ y la segunda afirmación la existencia de un plano omnipotente, eterno, sin limites e inmutable, más allá de las apariencias de este mundo, repito,  estas dos afirmaciones son fundamentales, y son también la diferencia fundamental con el budismo tibetano de hoy en día que niega que exista nada más allá de las apariencias multiformes de este mundo,  o sea la doctrina del vacío. Desgraciadamente la mayoría de la gente no sabe ni entiende ese aspecto del budismo tibetano moderno.

-Pero, ¿cómo es eso posible? Yo pensaba que su creencia en principios sutiles, en la reencarnación, en la meditación espiritual, todos ellos eran indicativos de un concepto espiritualista.

-Pues siento decepcionarlo, pero es así y esta es la razón por la que el budismo moderno no reconoce la tradición budista ancestral que Blavatasly dio a conocer. Pero hay razones detrás, y le adelanto algo, existió una secta budista hoy extinta, o al menos así se creyó hasta hace poco, cuando repentinamente los estudiosos del Tibet encontraron para su sorpresa casi 40 monasterios con unos 5000 monjes en las regiones tibetanas orientales de Amdo, Qinghai y Sichuan, donde encontraron y pudieron traducir y reeditar los trabajos completos de una tradición distinta a la actual y que apoyaba los conceptos y textos transmitidos por H.P. Blavatsky en el siglo XIX.

-Cuénteme, estoy ansioso por saber...

-Lo sabrá, pero tenga paciencia...

Continuará

Subscríbete al Canal Oficial de Seraphis Filosofía en Acción en Telegram:


¡Recibe los últimos artículos de Seraphis Filosofía en Acción en tu Telegram!
Descárgate Telegram y entra en el anterior enlace para recibir los últimos vídeos y artículos, etc. Solo recibirás estos, ninguna publicidad o enlaces externos.
¡Difunde el enlace! Gracias a ti llegaremos a muchos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario