jueves, julio 16

Horóscopos y Astrología

HORÓSCOPOS Y ASTROLOGÍA



"¿Entonces usted cree en la astrología?" Aquí tenemos otra de esas preguntas terribles a las que uno no sabe cómo contestar, porque "creer" como se cree en un dios invisible o en los fantasmas o en el genio de la lámpara va a ser que no. Yo no creo en la Astrología ni en los horóscopos, o sea que no les rezo, no les venero, no me los imagino. Simplemente entiendo que hay algo maravilloso alrededor a lo que algunos llaman Universo y otros Dios o la Naturaleza, en definitiva la Vida Una, pues hasta la partícula más ínfima de la materia está dotada de movimiento y energía, o sea de vida.

Así que no "creo" en la Astrología, pero sí que estoy seguro que ésta antigua sabiduría intentaba estudiar el "Logos" o sea la razón y causa última de la existencia de todo este Universo y de sus habitantes llamados astros, claro que lo que hoy se llama Astrología es otra cosa. 


Hay quien se impresiona ante la idea de un dios de luengas barbas curioseando su obra desde las nubes y tomando nota en su cuaderno de faltas, o ante la figura contorsionada de Shiva danzante, o ante la imagen más o menos milagrosa de alguna virgen o santo, o en "el lugar mágico" y "esotérico" donde se juntan extraños seguidores de sectas para hacer ofrendas e invocaciones a los dioses de toda suerte, algunos juntando sus manos, otros balanceando su pelvis como si estuvieran haciendo otra cosa, y otros doblándose en dos, y todos rogando a sus dioses para que los otros se conviertan a su fe o desaparezcan más o menos violentamente.

¿Entonces, qué de malo tiene pensar y sentir que este maravilloso universo es el mayor milagro, de hecho la única realidad que contiene los misterios más impresionantes que uno pueda imaginar? Y si además, siguiendo a filósofos como Spinoza, entendemos que no puede haber dos infinitos ni dos absolutos, sino éste universo tangible y visible, fruto de la Causa Incognoscible que subyace siempre irreductible a cualquier especulación humana, entonces no queda para mí otra tarea más que intentar saber y conocer hasta donde yo pueda este maravilloso enigma y amarlo con todas mis fuerzas. 

Ese profundo misterio del universo tiene también su contra-parte en ese otro misterio en el que a veces penetramos, en lo más profundo de nosotros mismos. Dos profundidades, pero una sola realidad inabarcable ante las que el ser humano sólo puede acercarse humildemente. 

Por tanto conocer el logos de este Universo es conocer sus razones, y la Astrología era precisamente esa parte que se dedicaba a estudiar, como su nombre indica, el logos de las estrellas. No me basta pues con la Astronomía que estudia, mide y clasifica todos esos cuerpos celestes, sino que necesito saber el por qué de su existencia, su fin y de qué manera yo y toda la humanidad estamos relacionados.

No, definitivamente no creo que una estrella, o una constelación me haga más inteligente, más rico, o más amado, ni tampoco que determine las enfermedades de mi cuerpo ni siquiera mi carácter. Creo que el ser humano posee libre albedrío, pero dado que es ignorante y sujeto a la ilusión permanente de este mundo y a sus mecanismos, la mayor parte del tiempo aunque creamos ser libres no lo somos, sino que actuamos condicionados, pero no por las estrellas, sino por nuestra mente y emociones, por nuestra ignorancia, por la ilusión de este mundo y por el mar de deseos en el que vivimos. 

No obstante, el estudio de ese ser vivo que es el Cosmos, reconociendo al mismo tiempo que somos seres "incrustados" en un cuerpo y fisiología de la misma manera que lo están las bacterias que viven en nuestro cuerpo, nos permitirá conocer sus ciclos y sus influencias globales sobre la vida en la tierra. 

Nuestros ancestros conociendo esto observaron el movimiento de los cuerpos celestes, y de la misma manera que cuando viajamos tomamos puntos de referencia, carteles kilométricos, para saber cuando o cuánto nos queda para llegar a un sitio, también ellos investigaron este mecanismo, como un gran reloj.

Cuando un muelle del reloj salta, una rueda gira y otra se engrana para mover las manecillas y marcar en la esfera del reloj las 11 de la noche, nadie cree que entonces por influencia del reloj sintamos sueño, o que misteriosamente desde la aguja del reloj se emita una extraña influencia que hace que cuando llegue las 7 de la mañana penetre en nuestro cerebro y nos despierte.

De la misma manera, los astros con sus movimientos cíclicos marcan momentos especiales en la fisiología del Universo, que puede afectarnos más o menos, pero de manera global, pero no de manera particular. Por tanto no creo ni confío en los horóscopos. La mayoría de los horoscopistas son falsarios sin remedio, negociantes, o auto-engañados. Algunos son buenos y aciertan muchas cosas, pero se debe más a sus propias personalidades, a sus instintos e intuiciones. Paracelso nos da una clave importante para entender el problema de los Horóscopos:

“Los planetas y estrellas del cielo ni construyen el cuerpo del hombre, ni le dotan con virtudes o vicios, o cualquier otro tipo de cualidad. El curso de Saturno ni acorta ni alarga la vida de nadie; y aunque Nerón tenía un temperamento marcial, no era el hijo de Marte, ni Helena la hija de Venus. Aunque nunca hubiese existido la Luna en el cielo, no obstante habría lunáticos. Las estrellas no nos fuerzan a nada, no nos inclinan a hacer nada; ellas son libres en sí mismas, así como nosotros somos libres. Se dice que un hombre sabio es capaz de gobernar sobre las estrellas; pero esto no significa que el gobierna las estrellas en el cielo, sino los poderes activos en su propia constitución mental, y que son simbolizados por las estrellas visibles en el cielo.” (Filosofía Oculta)

Entonces... hay que desprenderse incluso de nuestros más queridas supersticiones y abrirse al conocimiento verdadero, que no deja por ello de ser oculto por su propia naturaleza.

Por último, una pregunta: ¿La noche produce los hombres malos, o los hombres malos aprovechan la noche?  Quizás aquí radique el enigma de los ciclos buenos y malos, o como dice Platón épocas fértiles y épocas estériles en las cuáles nacen almas diferentes...

Continuará


Subscríbete al Canal Oficial de Seraphis Filosofía en Acción en Telegram:


¡Recibe los últimos artículos de Seraphis Filosofía en Acción en tu Telegram!
Descárgate Telegram y entra en el anterior enlace para recibir los últimos vídeos y artículos, etc. Solo recibirás estos, ninguna publicidad o enlaces externos.
¡Difunde el enlace! Gracias a ti llegaremos a muchos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario