jueves, julio 2

La Conexión Espiritual 03 - Los Siete Portales

Los Siete Portales


¿Qué escogerás, oh tú de corazón intrépido?

En nuestro anterior artículo apuntamos una idea muy sencilla: actúa en cada rincón de tu ser, ya se trate del pensamiento, de las emociones, de los elementos vitales y corporales, etc., inspirándose en las 3 cualidades que emanan de la Triada Superior, o sea Voluntad-Ley, Amor-Sabiduría e Inteligencia.

No obstante, para profundizar un poco más, vamos a comentar "Los Siete Portales " del fragmento III de "La Voz del Silencio" de H.P. Blavatsky, a los que se penetra con la consecución de las "paramitas" o perfecciones transcendentales, o sea aquellas necesarias para comenzar a pisar las escaleras que conducen a nuestro ser superior. Paramita literalmente significa "retornar" o "ir"  (ita) al otro lado (param) o trascender.
 
Dana (generosidad)

"Dana, la llave de caridad y de amor inmortal "

El primer paso consistirá en "disminuir", aunque solo sea un poco, el inmenso sentido del yo que tenemos, pues en el egocentrismo está la raíz de todos los otros defectos: vanidad, orgullo, ira, ambición, violencia, lujuria, gula, rencor, etc. Con que sólo fuésemos capaces de disminuir ese egoísmo en un diez por ciento mejoraríamos enormemente como seres humanos, así que en vez de decirse a sí mismo "tienes que ser menos ambicioso" o "tienes que ser menos vanidoso" y seguir así con una larga lista de defectos que nos atenazan, basta con ser menos egocéntricos y muchos de esos defectos "aflojarán" por sí solos.


Dana es la generosidad más importante que podemos ejercer que es darnos o entregarnos nosotros mismos, esa es la mejor donación y regalo. Porque difícil es dar lo que apreciamos, lo fácil es dar algunas monedas, o algo que nos sobre, pero lo más valioso somos nosotros mismos y por eso es lo más difícil de entregar. En eso consiste ser Idealistas. 

Este primer paso es lo que se llama karma-yoga, o sea la unión (yoga) con los demás y con nuestro espíritu a través de la acción (karma) y ésta acción tiene que ser real y visible en este mundo, en el plano físico. Voluntad, Amor e Inteligencia, o sea la Tríada del espíritu que activa nuestra energía pránica, incansablemente, para que impulse nuestra acción en el plano físico siguiendo esos parámetros.

Sila /Shila (armonía, buena conducta)

"Shila, la llave de la armonía en la palabra y acción, la llave que contrabalancea la causa y el efecto, y que no deja ya lugar a la acción kármica"

Se trata de la pureza que impide que caigamos fuera del sendero. Cuando decimos que algo es puro, como por ejemplo un color rojo es porque no posee mezcla de ninguna otro color, es sólo eso, rojo, no es naranja ni bermellón. Esa pureza consiste en la serenidad y armonía resultado de no dejarse influenciar por las pasiones y deseos. Y se manifiesta haciendo que nuestra vitalidad se entregue a otros y se preserve limpia como el agua cristalina de una cascada, evitando que seamos vampiros viviendo de la energía de otros y viviendo en las aguas turbias del deseo. 


Así nuestra energía fluirá libre y generosamente. También aquí, como en todo el resto de los portales que estamos analizando, la fuerza o primer impulso se genera en la Triada (Voluntad, Amor-Sabiduría, Inteligencia) y se canaliza a través del nivel del cuerpo emocional equilibrado, lo que algunos llaman astral, para ejercer su armonía sobre el nivel energético o vital, también llamado nivel pránico. Esta es la energía y el poder de la santidad, de aquellos que con su sola presencia y palabras curan.

Este nivel de acción es lo que algunos llaman Bhakti-Yoga, o sea la unión espiritual a través de la devoción y amor por todos los seres vivos. El amor es esa fuerza imparable que puede mover torrentes de energía salutíferas.


Kshanti (tolerancia, perdón, paciencia)

"Kshanti, la dulce paciencia que nada puede alterar"

Cuando alguien nos ofende, nos agrede, hay una reacción emocional que se traduce en odio, violencia, irritabilidad, ansiedad y agitación, etc. El mundo emocional se parece a un imán interactuando con otros. Así a veces nos atrae, y otras nos repele. De esta manera se conforman las reacciones automáticas de amor y odio, del me gusta y no me gusta, del "me cae bien" y "me cae mal". Todo lo que se presenta ante nuestra conciencia de manera clara cae en uno de los dos extremos, sólo se escapa de ese poderoso imán aquello que ignoramos o que no tiene relación alguna con nosotros. 


Kshanti es la dulce paciencia que nada ni nadie puede alterar, es la carencia de agitación, es la tolerancia porque no sólo aceptamos nuestras ideas sino también la de los demás. También es el perdón, pues el rencor es una intolerancia que persiste en el tiempo. Solo la razón objetiva, la contemplación serena permite aquietar ese imán bipolar, y por eso Kshanti consiste en la actuación del pensamiento ordenador y claro sobre nuestra turbia emocionalidad astral. Es como si un animal que salta de un lado a otro nerviosamente necesitase que un ser inteligente le ponga límites. 

Kshanti es por tanto la actuación de la semilla de la Tríada (Voluntad, Amor-Sabiduría, Inteligencia) haciendo que a través de nuestra mente concreta conduzca y límite nuestras reacciones emocionales. Equivale a Jñana-Yoga o la unión (yoga) por medio del conocimiento (jñana)


Virag' / Vairagya (condición mental del desapego)

"Virag' la indiferencia al placer y al dolor, vencida la ilusión, percíbese la Verdad pura"

Es la mente que se libera de la tiranía de las pasiones porque está balanceada, libre de atracción y repulsión según nos indica el Yogasutra de Patanjali. A diferencia del anterior no se trata de reacciones emocionales instintivas a lo que nos gusta o tememos, en este caso se trata de las ideas, las opiniones y las supersticiones mentales, es el color (raga) de las gafas mentales con las que vemos el mundo. 

Viraga es por tanto ecuanimidad, filosofía en definitiva, y desapego por los placeres tanto de este mundo como del otro. Se trata de una mente no afectada por los deseos, no impulsada por el mundo emocional, y no teñida por colores mentales. ¿Cómo se obtiene viraga? Cuando el impulso espiritual de la Tríada actúa o es capaz de penetrar en la oscuridad de nuestra mente inferior por medio de la semilla de la mente superior que nos ayuda a ver las cosas y valorarlas no según su valor transitorio en este mundo sino por su valor trascendente. 


Cuando este proceso se completa hemos cruzado los primeros 4 portales, estamos ya en el umbral que da acceso a los últimos pasos del antakarana que suponen el despertar progresivo precisamente de esa Triada. 

Los viejos cuentos medievales, que encierran como todos los mitos una cierta verdad, nos hablan de una princesa encerrada en un castillo y de un dragón que la custodia. El caballero después de derrotar al dragón, que representa sus propias pasiones inferiores, se dirige al torreón y asciende a través de la escala que la misma princesa le tiende o bien por el amor que ésta le inspira. Esa escala es precisamente la que "emite", por decirlo así, la Tríada, o sea una pequeña versión de sí misma, un reflejo que activa y trabaja desde abajo para ascender a su propio origen.

¿Cuántas llamadas, cuántas semillas en forma de impulsos, inspiraciones e ideas, emite nuestro Ser Superior para que finalmente comencemos a transitar el sendero y acercarnos a la torre?

Este estadio corresponde a la acción casi directa de la Triada sobre la mente inferior abriéndose paso y se corresponde con el Raja-Yoga. Es una mente libre de este mundo y de los deseos, sin color.

A partir de aquí entramos en estos 3 últimos portales o paramitas, una especie de tríada relacionada casi de manera directa con esa Gran Tríada Superior, son los pasos finales y de la misma manera que entendemos poco de nuestro propio yo encenagado en el barro de la ilusorio de esta vida, aún menos podremos añadir de aquello que casi se nos escapa. No obstante recogeremos aquí lo que la tradición nos dice:
 
Virya (esfuerzo, diligencia)
 
"Virya: La energía impertérrita, que desde el cenagal de las terrenas mentiras, lucha abriéndose paso hacia la VERDAD suprema"
 
Llegamos así a los últimos tres escalones de los 7 portales reflejo directo de esa Triada. Virya es una palabra que tiene que ver con valor, heroísmo y entusiasmo. Porque hemos llegado a sentir la energía arrebatadora del dios que se manifiesta en nuestro interior (ενθουσιασμός - enthousiasmos: inspiración divina, arrebato, en-theos: dios en el interior) como los poetas, los visionarios y las sibilas cuando emitían sus oráculos, energía viril, tanto en el hombre como en la mujer, que es capaz de romper todo obstáculo.
 
Dhyana (intuición)

"Dhyana, cuya puerta de oro una vez abierta, conduce al Narjol hacia el reino del eterno Sat y su contemplación incesante"

Narjol: Adepto glorificado, hombre santo, Maestro de Sabiduría
Eterno Sat: la Verdad Eterna

Finaliza aquí el estado de confusión y perturbaciones del mundo, se penetra en los caminos más altos de la meditación alcanzando la sabiduría y visión interna de todas las cosas espirituales. Es la libertad que nos permite superar todos los sonidos y las voces que nos rodean y que hace entrar al adepto en la Mente Universal de Compasión Infinita.

PRAJÑA (sabiduría) 

"PRAJÑA, cuya llave hace del hombre un dios, constituyéndose en Bôdhisattva, hijo de los Dhyânis"

Todas las semillas kármicas que dan origen a la rueda de los nacimientos están ya extinguidas, liberándose así del sufrimiento. Es la sabiduría que percibe directamente la verdadera naturaleza de todas las cosas, porque la Prajña conduce directamente a la Iluminación. De esta fuente surgen los Budas. La sabiduría completa o superior (pra: superior, suprema, completa, jña: conciencia, conocimiento) es también la obtención de Viveka el Discernimiento Elevado, esa propiedad del Ave Sagrada Kala-Hamsa, el Cisne Negro, vehículo de Brahma que sabe beber la leche separándola del agua. Dicen que sólo las escuelas más avanzadas del antiguo Tibet enseñaban este don.


Pero contemplar el camino en un mapa no es recorrerlo, asustarse es de cobardes y apresurarse es de locos y ansiosos. Creo que por ahora, por lo menos para mí, me basta con tratar de aplicar en la medida de mis posibilidades esas 3 reglas básicas en mi vida diaria: Voluntad-Ley, Amor-Sabiduría e Inteligencia. Y mientras tanto un saludo y abrazo a todos mis hermanos en ese camino, que son la Humanidad Entera.


Subscríbete al Canal Oficial de Seraphis Filosofía en Acción en Telegram:


¡Recibe los últimos artículos de Seraphis Filosofía en Acción en tu Telegram!
Descárgate Telegram y entra en el anterior enlace para recibir los últimos vídeos y artículos, etc. Solo recibirás estos, ninguna publicidad o enlaces externos.
¡Difunde el enlace! Gracias a ti llegaremos a muchos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario