lunes, marzo 23

Ante una Nueva Edad Media IV - La invasión de los "Aammu"

La invasión de los "Aammu"


Los enemigos tradicionales de Egipto, paradigmáticos, fueron siempre los pueblos del desierto y en general los orientales semitas, o Aammu, porque representaba a los pueblos sin orden, sin Maat. El concepto de Maat, lo justo, lo recto, la Ley, era fundamental e inherente a la forma de vida egipcia. El faraón tenía como principal oficio el mantenimiento de Maat. 

Muchos son los valores necesarios e importantes dentro de una sociedad, así por ejemplo la libertad, o la igualdad de oportunidades, o la expresión libre del pensamiento, o el derecho a la educación, etc. Pero desde luego si optamos por uno solo de esos valores, ninguno de ellos podría garantizar los otros, pues una sociedad puede ser absolutamente libre y al mismo tiempo injusta. Sin embargo la justicia y el orden es un valor fundamental que permite el ejercicio y la existencia de los otros valores sociales, tanto los ideológicos como los morales.

Para el egipcio clásico el mal no era ningún tipo de ser abominable que incitaba a la tentación, sino que el mal era por definición la ausencia de orden, Isfet. Por ese motivo, los beduinos del desierto, la amenaza constante de sus formas de vida, el expolio y la razzia, y los orientales en general representaban esa ausencia de tejido social organizado, esa falta de Maat o Isfet, el mal por excelencia. 

A veces se ha querido tachar a los antiguos egipcios de ser excesivamente nacionalistas o incluso racistas. Sin embargo esta afirmación no es cierta, porque "egipcio" era aquél que probaba su capacidad de vivir bajo Maat, y los orientales eran ejemplos, no por su raza, sino por su forma de vida, de la anarquía y el caos.

Cada vez que Egipto sucumbió lo hizo por sus propios errores, pues nadie puede subirse a la espalda de alguien a menos que este se incline, pero estos errores al debilitar las instituciones, el ejército, el poder real, permitió que los orientales, siempre al acecho de las riquezas del valle, tuvieran su oportunidad para invadir Egipto. No siempre fueron invasiones militares, en muchos casos la negligencia del poder central permitió el asentamiento progresivo de oleadas de inmigrantes en el delta, y con ello trajeron su sistema de vida, sus creencias, sus dioses y su exceso de apego al sensualismo material y a las riquezas.

La arabización de la sociedad egipcia en tiempos posteriores, su islamización, supuso de nuevo un golpe al mismo centro de las creencias egipcias, un golpe tan certero que llevó a este pueblo a considerarse a sí mismo árabe, a renegar de su pasado y olvidar sus ancestros históricos. No es infrecuente encontrar entre los egipcios modernos la creencia de que los egipcios antiguos eran otro pueblo del cual sólo los coptos son sus herederos, y que ellos, los egipcios modernos, sólo son los descendientes de aquellos árabes que ocuparon el valle del Nilo. De hecho es el único país del Oriente Medio que lleva en su nomenclatura la palabra "árabe" (República Árabe de Egipto), nombre que no se corresponde en absoluto con la etnicidad egipcia: tanto en la antigüedad como en los tiempos modernos no ha existido una única raza egipcia, sino un conjunto variado, en el que el elemento árabe sólo constituye el 13% desde el punto de vista étnico.

"Aquellos que eran Egipcios ahora son considerados extranjeros y son puestos aparte..."
"Las tropas que entrenamos para nosotros mismos se han convertido en extranjeros y se han entregado al pillaje. Y por ello ha ocurrido que ha llegado a conocimiento de los asiáticos el estado de nuestra tierra..."
Canto de Ipuwer

Continuará: "La Subversión del Orden Social"

Descargar Serie Completa: "Ante Una Nueva Edad Media"

Subscríbete al Canal Oficial de Seraphis Filosofía en Acción en Telegram:


¡Recibe los últimos artículos de Seraphis Filosofía en Acción en tu Telegram!
Descárgate Telegram y entra en el anterior enlace para recibir los últimos vídeos y artículos, etc. Solo recibirás estos, ninguna publicidad o enlaces externos.
¡Difunde el enlace! Gracias a ti llegaremos a muchos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario