lunes, marzo 23

Ante una Nueva Edad Media V - La Subversión del Orden Social

La Subversión del Orden Social


Una de las principales quejas que encontramos de forma repetitiva en el Canto de Ipuwer se refiere a la subversión del orden social. Desde una perspectiva actual las quejas de Ipuwer pudieran sonar a rancio conservadurismo y bien podrían ser objeto de crítica. Sin embargo los conceptos que hoy tenemos acerca de lo político y el orden social no pueden ser aplicados al Antiguo Egipto. No se trata pues de izquierdas o derechas, o capitalismo y comunismo, ni sistemas dictatoriales o democráticos. Pues si por valores democráticos (que no es lo mismo que un sistema democrático de partidos) entendemos la presencia de igualdad de oportunidades, la igualdad también de acceso a los recursos educativos, la libertad religiosa y de pensamiento, así como la igualdad de derechos de los sexos, estos valores indudablemente estaban presente en el Antiguo Egipto, por no mencionar la existencia de un sistema judicial, jurados, abogados defensores, policía, derecho de aguas y propiedades, etc., etc.

Pero lo que realmente sustentaba el orden social era la idea de la aristocracia por el mérito. Las Escuelas de la Vida, Per Ankh, era uno de las instituciones fundamentales sobre las que se asentaba la selección de individuos según su mérito personal para ocupar puestos claves en la administración y en el sacerdocio. 

Todos tenían derecho a acceder a un sistema educativo y profesional, siempre y cuando demostraran su valía personal, nadie por razones de sexo, origen social o creencias era rechazado. Y aunque la institución faraónica podría calificarse de teocracia, en cuanto a que la creencia generalizada era que el faraón era el representante del dios solar en la tierra, sin embargo su oficio y misión no era otra que hacer perdurable y carne viva el concepto de Maat o justicia y orden.

Evidentemente dicho sistema no fue siempre ejemplar, pero de la misma manera podríamos decir de muchos sistemas democráticos hoy en día, que basados en sistemas de partidos, cámaras de representantes, etc., etc., no siempre representan al pueblo ni han eliminado las injusticias ni las diferencias sociales, y su única misión ha sido en algunos casos la perpetuación de unas clases poderosas ligadas a la política, la banca y la industria. En otras palabras, son democracias formales pero no reales.

Si por un momento pudiéramos imaginar algún tipo de sistema social que estuviese realmente basado en el mérito personal, obviamente consideraríamos como una auténtica subversión social el que gente sin preparación, sin responsabilidad ni fibra moral, sólo provistas con las armas del engaño y de la manipulación, del oportunismo y la mentira, además de las armas físicas, se hicieran los amos del poder, y que aquellos a quienes considerásemos sabios y hombres superiores moral y prácticamente fuesen privados de sus derechos y valorados al mismo nivel que el más irresponsable y degradado miembro de la sociedad.
"Ciertamente, los miserables se han vuelto ahora dueños de fortuna, y aquel que no sabía incluso hacerse sus propias sandalias es ahora poseedor de riquezas"
"Contemplad como aquel quien no sabía construirse un bote para sí mismo es ahora poseedor de una flota"
"Contemplad como los sirvientes se han vuelto los amos de los camareros, y aquel que fue un mensajero ahora envía a otro"
"Contemplad como aquel quien no conocía ni su dios ahora le ofrece el incienso de otro que tampoco es conocido por él"
"Las palabras de los sabios han desaparecido"
Canto de Ipuwer



Subscríbete al Canal Oficial de Seraphis Filosofía en Acción en Telegram:


¡Recibe los últimos artículos de Seraphis Filosofía en Acción en tu Telegram!
Descárgate Telegram y entra en el anterior enlace para recibir los últimos vídeos y artículos, etc. Solo recibirás estos, ninguna publicidad o enlaces externos.
¡Difunde el enlace! Gracias a ti llegaremos a muchos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario