jueves, marzo 5

La Ciencia como Fe: Fundamentalismo Científico - Ciencia y Cientifismo - 04

La Ciencia como Fe: Fundamentalismo Científico


De la misma manera que hoy en día asistimos al surgir de diversos fundamentalismos religiosos, también se puede afirmar que en ciertos ambientes pseudocientíficos ha aparecido una especie de fundamentalismo científico.

El término fundamentalismo se aplica generalmente a movimientos religiosos o puntos de vistas que se caracterizan por un retorno estricto a los principios fundamentales, por la adherencia rígida a dichos principios y a menudo por la intolerancia a las otros puntos de vista, todo ello junto a una clara oposición al secularismo.

El fundamentalismo científico participa de alguna manera en esta definición, dado que consiste en la creencia de que todo el conocimiento universal y del mundo es accesible y finalmente controlable por la razón humana. En parte es una evolución del pensamiento positivista, a menudo expresado en films, novelas, etc., como aquellos relatos que presentan una visión de un mundo "feliz" regido por una oligarquía de científicos. En parte ese sueño delirante está influenciado por los avances en la tecnología y en la llamada inteligencia artificial, así como los avances en el campo de la biología genética. 

Así por ejemplo, en el terreno de la inteligencia artificial han surgido nuevas tendencias como la de "Organic Computing", que considera el cerebro como un computador avanzado, y que propone unir los conocimientos de la genética a los de la computación, de tal manera que ello llevaría a dominar la vida como si ésta se tratase de una tecnología más, y a la formación de organismo electrónicos e incluso, tal como afirmar sus proponentes, a un mejor manejo de nuestras sociedades y de nosotros mismos. Los abogados de estas tendencias proclaman que nuestros hijos serán los computadores del mañana.

No obstante, la creencia de que la razón humana puede ser capaz de entender el mundo en su totalidad es una idea totalmente carente de ciencia y al mismo tiempo una hipótesis discutible basada en puntos de vista demasiado optimistas; las nuevas tendencias en el pensamiento científico apuntan a la creencia de que gracias a la biología, a la ingeniera genética y a su acoplamiento con la tecnología informática se conseguirá llevar a cabo el sueño de la razón omnisciente y por consecuencia la creación de un mundo y un hombre casi perfecto.

El trasfondo y la actitud detrás de estas ideas no es nuevo, movimientos políticos tales como el comunismo y el nazismo, basaron muchos de sus postulados en una visión científica parecida. Tanto el holocausto judío, como las consecuencias trágicas de la planificación estalinista, así como los millones de seres humanos que murieron a consecuencias de las decisiones del dictador Mao, se escudaron precisamente bajo razones científicas.

¿Repetiremos los mismos errores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario