domingo, marzo 21

La Eterna Música de Egipto 8

MÚSICA COPTA 02

Una de las peculiaridades de la música copta es la variación y repetición de tonos sobre una sola letra pronunciada. Este estilo se denomina melismata o milisma, y aunque también aparece en muchas otras músicas orientales, sin embargo en estas últimas es una simple decoración, mientras que en los himnos coptos forma parte esencial e integrada con el resto. El ejemplo más cercano es nuestra cultura son los cantos de saeta durante la Semana Santa, que también obviamente tienen un contenido religioso y en donde, como en el caso de los himnos coptos, las variaciones sobre una letra son una forma de realzar el sentido piadoso del canto o subrayar un sentimiento.

Ejemplo de Melismata copta:


Ejemplo de Saeta Andaluza


Demetrius de Phaleros (297 BC), uno de los principales personajes dedicados a organizar la biblioteca de Alejandría, comenta que los sacerdotes egipcios cantaban a sus dioses usando las siete vocales una después de otra, y que eran capaz de producir con ello bellísimos sonidos. 

También Dionisos de Halicarnasos menciona que los sacerdotes de Serapis (llamado Theon Heptagrammaton, o el dios de las siete letras) cantaban al amanecer con la aparición de los primeros rayos del sol las 7 vocales.

La forma como se ejecutan los himnos coptos es variable, puede hacerse con dos coros, uno al Norte y otro al Sur, siguiendo el sistema llamado Antifónico, o bien puede organizarse siguiendo el sistema llamado de "Respuesta", en  que la congregación o un coro responde al sacerdote o a un cantor. Este parece también ser el caso de la antigua música egipcia, pues tal como puede observarse en el mismo Libro de los Muertos egipcio, parecía existir una auténtica representación coral ejecutada por varios grupos de sacerdotes.

Se sabe que el nombre de algunos de estos himnos coptos que han sobrevivido es el mismo de algunas de las ciudades egipcias antiguas, que habían desaparecido mucho antes del advenimiento del cristianismo, por ejemplo es el caso del himno llamado "Singari", que porta el nombre de una ciudad situada al norte del Delta en los tiempos de Ramses II. Otro ejemplo es el himno llamado "Etribi" o también "Ke Eperto", el cual es repetido muchas veces durante la semana santa, y que corresponde al nombre de la ciudad llamada "Atribis", situada al norte de Banha.

Otros cantos conocidos por proceder directamente desde los himnos del antiguo Egipto son: El "Bek Enthronos", que contiene en su primera mitad un conjunto de melodías muy tristes cantadas con motivo de la muerte del faraón, mientras que en la segunda mitad se muestra en tono más alegres, pues el faraón ha iniciado se viaje en la Barca Solar que le llevará junto a Ra hasta la eternidad.

El "Kirye Leison", que probablemente también conserva la letra original o con pocas modificaciones, y que era un himno cantado en honor a Ra.

Epuoros, que ha sobrevivido más de dos mil años, siendo uno de los más antiguos preservados por la iglesia copta.

La música egipcia popular ha sobrevivido en parte en las canciones campesinas mezcladas con influencia árabes, como veremos en otra entrega, pero podemos destacar intentos recientes por parte de cantantes y autores egipcios, en este caso, ABANOB un músico copto, que han recreado estas músicas populares partiendo de las canciones que aún se utilizan en lugares donde todavía se preserva en parte el lenguaje copto.


En conjunto podríamos decir que al oír todos estos tonos se tiene claramente la impresión de estar ante un tipo de música sacra especial y compleja. Al oído occidental a menudo suenan como particularmente tristes, melancólicas e incluso monótonas. Esto no sólo ocurre con la música copta, sino también con otras muchas músicas orientales (árabe, hindú, tibetana, etc.) y la razón para ello es que la música occidental está basada en dos modos fundamentales, Mayor y Menor, una especie de dualidad parecida a la del Yin-Yang, y que permite por contraste clasificar aspectos tales como Luz y Oscuridad, Blanco y Negro, Victoria y Derrota, Exaltación y Desfallecimiento, Poder y Debilidad, Positivo y Negativo, etc.

Sin embargo la música copta, como también en el caso de otras músicas orientales y de la música árabe, está más basada en la idea de Gama y Color. Veamos la explicación dada por la musicóloga Ilona Borsai

"Esto quiere decir que una gama, así como un color, puede ser utilizado para expresar más de un sentimiento dependiendo del contexto; por ejemplo, el color rojo podría sugerir una flor, o el fuego, o la sangre; todo depende la disposición del artista. De forma típica, las gamas poseen dos de los tres cuartos de tonos bastante calientes (rojizos), mientras que los segundos son bien manifiestos, agudos, ácidos y desgarradores (amarillos), sólo una gama es fresca o fría (azulada). .. Esto explicaría por qué, hasta nuestros días, una cierta gama se utiliza para explicar la felicidad personal o satisfacción, otra para el estado de felicidad de alguien que ama, e incluso una tercera para la alegría intensa y efervescente!. En total, hay una decena de gamas, todas importantes en nuestra música contemporánea. Pero hay que recordar que gama y modo no significan la misma cosa; este último es una manera (modo) de manipular a aquella..."

En breve, y para resumir, para escuchar esta música hay primero que "sintonizar" el espíritu, introducirse en el momento psicológico adecuado, y luego seguir las variaciones de tono y las palabras, entonces el oyente podrá encontrar increíbles sensaciones y modulaciones de sus sentimientos siguiendo estas melodías.

Continuará

Descargar en PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario