jueves, marzo 4

La Eterna Música de Egipto 04

Tipos de instrumentos

Existía una amplia variedad de instrumentos que incluía las categorías más importantes, tales como instrumentos de viento, de cuerda, percusión, etc. Una característica bien marcada, tal como puede verse en las pinturas, era el acompañamiento rítmico con las manos de las danzas y músicas. 

Ciertos instrumentos tales como tabletas de percusión, y las castañuelas aparecen como forma de suplir el sonido de las palmas. Otros instrumentos de percusión fueron los sistros, las campanillas, címbalos y pequeños tambores. 

Castañuelas

El papel del sistro es de especial relevancia, sus funciones iban más allá del simple acompañamiento musical constituyéndose en un auténtico instrumento mágico y simbólico. 

Sistro

Frecuentemente utilizado por las mujeres en su función de protectoras mágicas del hogar, rechazando toda influencia maligna alrededor, su sonido, energizante y alertador, imitaba el de los crótalos de la serpiente cascabel, las barras metálicas que cruzaban de un lado al otro del instrumento imitaban a veces la formas de una serpiente.

Arpa

Entre los instrumentos de cuerdas se encontraban las arpas, liras y laudes, y entre los de viento trompetas y flautas doble y simples.

Trompeta de llamada de Tuntankhamon, grabada por la BBC en 1939 en El Cairo

A través de las diversas fuentes, se pueden distinguir claramente una serie de niveles en la ejecución de la música y danza:

a) Sacerdotal (shemayt), sobre todo femenino.

b) Músicos de la corte, especialmente entrenados y distinguidos por su arte.

c) Música y danza intrascendente para mero entretenimiento, tanto en palacios, como en ocasiones de festividades populares, en las calles, en las casas privadas, etc.

d) Música del campesino, tradicional y en relación a momentos determinados: para acompañar el trabajo de la recogida de la cosecha, la siembra, la construcción, el nacimiento de un hijo, el matrimonio, etc. 

Estos distintos niveles participarían en mayor o menor grado de cierto entrenamiento o educación musical, lógicamente en el caso del sacerdocio, tal como Platón menciona, los músicos estarían sujetos a una serie de celebraciones rituales diarias y estacionales. Su entrenamiento sería cuidadoso, pues no podían introducir variación alguna, algo que sería considerado como una impiedad. 

Quizá su labor como sacerdotes se limitase a la lectura más o menos cantada de los rituales (sacerdote Kher-heb) y el acompañamiento musical ritual o coro quedase en manos de auxiliares músicos. Su actuación no sólo sería necesaria durante el culto diario y estacional, sino también en ocasiones especiales en las que se celebraban grandes procesiones ante el pueblo y los grandes dignatarios, o en las fiestas del Jubileo

La importancia de esta música sacerdotal puede verse representada en las pinturas y relieves de los templos: el músico aparece frecuentemente arrodillado ante el dios. De la misma forma que en la Biblia el rey David (de quien se sospecha que en realidad fuese un faraón egipcio) aparece componiendo y cantando salmos ante Jehovah, así mismo los faraones aparecen cantando y danzando ante los dioses.

El faraón viene para danzar;

viene para cantar

¡Dama Soberana, ved como danza!

¡Esposa de Horus, ved cómo salta!

(Himno a Hathor, traducción Georges Posener)

Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario