miércoles, marzo 10

La Eterna Música de Egipto 06

Dirección y Notación Musical

Simbolismo Osiriano


La carencia de datos directos, o sea de partituras, notaciones complejas, tratados musicales, etc., hace que tengamos que buscar pistas y tengamos en cuenta algunas consideraciones previas sobre como se registraba y ejecutaba la música egipcia.

Hans Hickmann, musicólogo y egiptólogo y una autoridad en instrumentos musicales egipcios, investigó la posible existencia de algún tipo de notación musical, bien representando las notas escritas o como un sistema nemotécnico


En muchas escenas aparecen músicos realizando gestos especiales, llamados gestos quironómicos, al parecer dirigiendo la música. En algunas de ellas aparecen varios dirigiendo al mismo tiempo, cada uno sentado enfrente de un músico, en unos casos haciendo los mismos gestos y en otros casos con gestos diferentes. Nos recuerda mucho los gestos que en un artículo anterior veíamos sobre los recitadores hindúes de los Vedas.


De ahí algunos deducen que existía más de un conductor musical, uno de ellos sería el director general, otro marcaría el tiempo, y otro dibujaría la melodía. Este sería el caso cuando los gestos son similares, o al unisono. Pero sin embargo en aquellos que los gestos de los varios conductores presentes no son iguales, se podría pensar que se trate de diferentes grupos polifónicos.

En todo caso indica la complejidad extraordinaria alcanzada por la música egipcia; las representaciones no muestran grupos nutridos de cantantes e instrumentistas, por consiguiente la necesidad de conductores musicales sólo puede entenderse si el conocimiento último de los ritmos adecuados, la forma de conjuntar los diferentes grupos, estuviese solo en manos de algunos. En otras palabras, sería una dirección sacerdotal. De hecho en muchas de estas representaciones, al lado de los músicos, aparece un sacerdote haciendo ofrendas.

Los gestos aparentes parecen dividirse en dos tipos: con la mano derecha sobre la rodilla se marcaban los tiempos rítmicos, mientras que con la mano izquierda se señalaba la altura de tono y se dibujaba la melodía

Cantor Ciego Copto, S.XIX - Quironomia

Los cantores coptos continúan haciendo hoy en día los mismos gestos, e incluso tal como señala Hickman, el estudio en las pinturas de las posiciones de la boca, la disposición de la musculatura del cuello, etc., demuestran que utilizaban las mismas voces que hoy se siguen utilizando.

 

Monasterio de Bawit - Egipto - 80Kms al Norte de Assyut - Antigua Lycópolis Siglo IV

Iglesia San Miguel de Tarrasa - Siglo VI

Las imágenes anteriores muestran como se ha transmitido a través de los coptos, y de las primitivas iglesias cristianas éstos gestos de los cantores egipcios.

Algunas marcas jeroglíficas aparecen frecuentemente cerca de las representaciones de músicos, tales como el signo M17, que representa una hoja de caña florida, y frecuentemente se utiliza al comienzo de frases como interjección, el signo 04, y finalmente en Z4, que es equivalente a una repetición del M17, y que pudieran tener el valor de apertura, cierre y prolongación respectivamente de frases musicales.

signo sp

El signo “sp” (dos veces) aparece también acompañando algunos de los versos del libro de los Muertos y también en inscripciones que parece indicar la repetición de un pasaje melódico o verso. No obstante, son tan escasos los signos encontrados, y tan dudosos, que contrasta de manera notable con la gran proliferación de representaciones musicales de instrumentos, y con la importancia de la música en el Antiguo Egipto. Esta paradoja es la que nos lleva a pensar que tuvo que existir un método de notación exclusivamente utilizado por los sacerdotes, y que probablemente utilizó signos jeroglíficos usuales con marcas de color. 

De entre los papiros de Oxyrhyncus (la antigua Per-Medjed, y moderna El-Bahnasa) procedentes del II siglo, hay uno que muestra inscrito sobre un himno copto algunas formas geométricas y algunos colores añadidos, interpretándose que las primeras representarían el tiempo musical mientras que los segundos serían el tono.

El vídeo muestra una reconstrucción de los himnos del papiro, lógicamente arreglado y orquestado, pero nos da alguna idea de la música antigua egipcia.

A través de Platón conocemos que los antiguos egipcios tenían dos clases de armonías, que los griegos denominaron como "Dórica" y "Frigia", la primera grave, lenta y tranquila, y la segunda ditirámbica, probablemente empleada en este tipo de cantos en que eran necesario que fuesen atractivos y energéticos.

Quizá sus influencias se hayan dejado sentir en las dos claras tendencias de la música egipcia hasta el presente, las formas litúrgicas y religiosas de un lado, y del otro las formas populares.

Algunos musicólogos se inclinan a pensar que la antigua música egipcia utilizaba un sistema pentacorde, no obstante el sistema modal de la música copta es heptacorde. Una curiosa indicación viene dada por algunos hechos anatómicos y sus relaciones con elementos mágicos musicales:

En el antiguo Egipto el símbolo por excelencia de Osiris era el pilar Djed, expresión del ser humano perfeccionado o completo. Este pilar Djed es siempre representado como una escala de colores alternados, de hecho relacionado con la escalera mitológica que aparece citada en los textos de las pirámides y que ayuda al faraón al alcanzar las estrellas. también el Djed es al mismo tiempo símbolo de la columna vertebral.


En los templos había una ceremonia iniciática especial llamada “el levantamiento del Djed”, tal como puede verse en el santuario de Seti I en Abydos. Así pues tenemos una ecuación compleja:

Osiris = la osirificación = el levantamiento de la columna ó escalera/escala = columna vertebral.

Este levantamiento del pilar djed o columna vertebral, es equivalente al ascenso de las dos serpientes mágicas, Isis y Nephthys en el interior del iniciado, y a Osiris se le llama también el que toca el sistro, tal como pudimos ver anteriormente, las barras metálicas del sistro aparecen frecuentemente con la forma de serpientes, e Isis y Nephtys son llamadas las Señoras Serpientes Cantoras.

Toda esta asociación de ideas, la de la columna vertebral con las escalas y con los signos de protección, nos lleva también a recordar que la columna vertebral está compuesta por secuencias numéricas basadas en el siete y el cinco (7 cervicales, 12 dorsales [5+7], 5 lumbares), al igual que la música del antiguo Egipto parece basarse en las escalas basadas en estos mismos números.

Continuará

Descargar en PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario