martes, junio 14

MIndfulness, uso y abuso

 Mindfulness, uso y abuso

¿Cu√°l es la diferencia que existe entre ser simplemente bueno y parecer socialmente todo un caballero o una dama?

Una simple b√ļsqueda en Internet acerca del significado de Mindfulness arroja un resultado de 1.430.000.000 p√°ginas. No hay discusi√≥n, es un asunto de moda. Cursos, seminarios, libros, art√≠culos, charlas, todo est√° lleno de Mindfulness.

Como sucedi√≥ en la California del siglo XIX, los buscadores de oro aguzan su olfato, husmean el horizonte, encuentran la palabra m√°gica y se ponen a montar cursillos de fin de semana de Mindfulness. El √©xito est√° garantizado, porque la inmensa mayor√≠a de las personas: 

a) constatan el estado de desamparo psicol√≥gico en el que se encuentran, la ansiedad con la que viven, y la falta de fines claros, y adem√°s... 

b) quieren soluciones f√°ciles, algo que se pueda aprender en un cursillo de fin de semana o en un libro que suponga un cambio r√°pido en sus vidas.

Lo peor es que bajo ese nombre se esconde algo muy importante, algo muy serio, una solución real a los problemas y enigmas del ser humano. Pero todo eso queda enterrado en la bazofia del consumismo rápido, del "Aprenda inglés en 7 días", y del "Método para bajar 20 kg de peso en dos semanas"

Dicen los que entienden que "casualmente", cada vez que en la historia se ha abierto una fuente de sabiduría, un impulso civilizador, inmediatamente ha aparecido detrás su sombra oscura, el hermano oscuro, para así deshacer toda esperanza de redención para la humanidad doliente.

Las escuelas de filosof√≠a de la antig√ľedad cl√°sica, casi inmediatamente se vieron inmersas en el fango de las llamadas escuelas sof√≠sticas, de aquellas que te ense√Īaban c√≥mo enga√Īar mejor y salir vencedor en cualquier discusi√≥n, o sea quedar bien, m√°s all√° de que fuese verdad o mentira.

Los movimientos de inquietud religiosa, filos√≥fica y m√≠stica alrededor del siglo I, pronto se vieron ahogados por el dogma cristiano √ļnico aliado con el poder de los emperadores.

Los ideales caballerescos de la Edad Media, fuente de inspiración noble en la Edad Oscura, pronto fueron apropiados por las órdenes religiosas, que colaboraron con las persecuciones religiosas que acabaron en hogueras.

As√≠, de la misma manera, los ideales budistas de liberaci√≥n del ser humano a trav√©s de un trabajo lento y seguro del despertar progresivo, a trav√©s de muchas encarnaciones, reconociendo la realidad del sufrimiento al que estamos sometidos en este mundo (Las 4 Nobles Verdades) y se√Īalando el camino para alcanzar la liberaci√≥n (El Noble √ďctuple Sendero) se han reducido ahora a un manual de instrucciones b√°sicas para llegar al Nirvana, unos ejercicios de respiraci√≥n y supuesta concentraci√≥n. Nadie podr√≠a haber inventado mejor plan para acabar con cualquier deseo sincero de seguir la senda del Buda.

Ya existen indicios hoy en día, por parte de autores serios dedicados al estudio de la psicología, que prueban que los llamados ejercicios y cursillos de Mindfulness pueden provocar en muchas personas estados reactivos de ansiedad y depresión.

¿Por qu√©? porque la Recta Atenci√≥n (Mindfulness), la Atenci√≥n progresiva, es un "ejercicio de vida", un m√©todo filos√≥fico de liberaci√≥n personal, engarzado en un conjunto de tradiciones, ex√©gesis, ejercicios, etc., que no pueden ser separados del conjunto moral y psicol√≥gico que los cobija y protege.

Es como si inspir√°ndose en el cristianismo, estableci√©ramos unos cursillos de "Pasi√≥n en la Cruz". Concentr√°ndose en el dolor en la cruz, en el ruego ante el Padre celestial, y repitiendo las palabras "Se√Īor por qu√© me has abandonado", siete veces al d√≠a al menos, juntando las manos y mirando al cielo.

¿No ser√≠a rid√≠culo algo as√≠, que crey√©ramos que practicando s√≥lo eso todos los d√≠as, sin consideraci√≥n a toda la moral y ense√Īanza cristiana, a toda la visi√≥n cosmog√≥nica y teog√≥nica del cristianismo, estar√≠amos a salvo y nos sentir√≠amos mejor?

Una antigua ense√Īanza transmitida por H. P. Blavatsky, dec√≠a que todo s√≠mbolo, todo diagrama, toda idea desgajada del contexto del Todo, de sus Conexiones Superiores, se convert√≠a f√°cilmente en magia negra.

Y por "magia negra", no hay que entender a alguien con un sombrero c√≥nico recitando palabras en lenguajes extra√Īos y trazando c√≠rculos m√°gicos. No. Este es un error com√ļn.

La magia es la Magna Ciencia, la capacidad de poner en movimiento muchas fuerzas al unísono, tales como el bien, la justicia, la bondad, la belleza... Esa es la auténtica magia. Es decir, el poder extraordinario que el ser humano encierra y que CONECTADO E INSPIRADO EN EL TODO ESPIRITUAL, trabaja por el CONJUNTO DE LOS SERES HUMANOS, o sea la totalidad humana, transformándola.

Mientras que, por el contrario, la "magia negra" es utilizar un conocimiento para provecho propio, o con fines materialistas. 

La pr√°ctica de "t√©cnicas" desconectadas de su ambiente espiritual y humanista, lleva o bien al fracaso, o al deseo de dominio sobre los dem√°s. As√≠, la psicolog√≠a o estudio del alma humana, se convierte en "psicolog√≠a aplicada" para controlar el mercado y las masas de gente seg√ļn la conveniencia de los que mandan. Otros muchos ejemplos podr√≠an mencionarse. 

Por tanto, bienvenido sea el Mindfulness, si forma parte del contexto de la milenaria tradici√≥n del budismo universal, bienvenida sea la pr√°ctica de la Recta Atenci√≥n. Su aplicaci√≥n es una v√≠a segura de liberaci√≥n, y el primer paso en el Noble √ďctuple Sendero, pero para llegar a este sendero, primero tengo que saber profundamente qu√© es el Sufrimiento, cu√°les son las Causas del Sufrimiento, y el Camino que lleva a la Extinci√≥n del Sufrimiento. 

Creo que eso es una tarea de toda la vida, e incluso de muchas vidas. Aconsejaba el Buda, que si bien el objetivo era la liberaci√≥n final, mientras tanto, hasta que eso llegase, hab√≠a que conseguir tener una vida sana, honrada, llena de bondad y compasi√≥n por los dem√°s, y que de esta manera, cuando encarn√°semos de nuevo, tendr√≠amos una vida m√°s plena, con menos sufrimiento, y m√°s cercana a la Liberaci√≥n Final o Nirvana que todos buscan.