jueves, mayo 5

El Número 7, lo Sagrado en el Hombre

-

EL NÚMERO 7

El número 7, o heptágono entre las figuras planas geométricas, fue considerado por los Pitagóricos como un número perfecto y de naturaleza religiosa.

¿En qué sentido era «perfecto»?¿Qué distingue a este número de los demás?

Desde siempre se ha atribuido a este número extrañas propiedades: ha sido considerado el número de la suerte, mágico, divino, espiritual, relacionado con los poderes de la naturaleza o Prakritis, es el dragón de 7 cabezas de los mitos puránicos, forma parte de los cálculos más secretos obtenidos por operaciones matemáticas sobre este número, etc., etc. Para los estudiosos véase aquí una extensa lista, que puede saltarse el lector si así lo desea:

  • Los 7 pelícanos pequeños alimentados por el Pelícano rosa-cruz y masón.
  • Las 7 Eternidades o Periodos de las estancias de Dzyan
  • Los 7 Caminos Benditos, los Sublimes Señores, Verdades o Revelaciones del Budismo Esotérico.
  • Los 7 planetas sagrados, los 7 globos componentes de la Tierra
  • Las 7 Llamas, los Mundos de Maya, los 7 Rayos constructores del mundo.
  • Los 7 sentidos esotéricos,
  • Las 7 vocales sobre la cabeza de la Serpiente Gnóstica (las 7 huestes),
  • Los 7 Ángeles de la Presencia,
  • Los 7 Alientos del Dragón,
  • Los 7 Puntos Layas,
  • Las 7 Ramas del conocimiento.
  • Los 7 misterios de la Luna, llamado Yamaboosi por los japoneses,
  • Las 7 clases de Pitris,
  • Los 7 Lokas fríos y 7 calientes, . Los 7 peldaños de Oro y los 7 de plata llevan al sagrado Monte Meru de la India,
  • Los 7 Sobek o cocodrilos sagrados del Antiguo Egipto,
  • Los 7 Sabios Rishis de la India, reveladores de los Vedas,
  • Los 7 Kumaras o seres eternamente jóvenes y vigilantes de la creación,
  • Los 7 estados que el alma tiene que pasar a través del ciclo de encarnaciones,
  • Los 7 Manus padres de la humanidad,
  • Las 7 capas del Huevo del Mundo o de Brahma, - Las 7 Claves o Dialectos del lenguaje de los Hierofantes,
  • Las 7 letras cabalísticas del nombre de Jehová,
  • Los días del ciclo lunar (7x4=28),
  • Los 28 años de edad de Osiris (7x4)
  • etc,etc, etc.

Hay también una larga lista de hechos históricos y científicos relacionados con el número 7. Es un tema casi inacabable, para muestra véase estas dos páginas que recogen algunos hechos más:

El Siete un Número muy Popular - Cuaderno de Cultura Científica

Por qué el 7 es el número más simbólico de todos - BBC

Ahora viene la pregunta difícil. ¿Responde el número 7 a un hecho de la naturaleza genérico o se refiere a una particularidad humana? En otras palabras: ¿Percibimos el número 7 como muy importante a lo largo de la historia porque hay algo en el ser humano relacionado con ese ritmo particular?.

La pregunta tiene trampa.

Dado que el ser humano forma parte de la naturaleza, no es un ser aparte, y sigue sus mismas leyes generales. El ritmo septenario es de manera particular aplicado al momento evolutivo que representa el ser humano, aunque también está presente en todo el universo y no sólo en el hombre.

No obstante, para nosotros quizás es más “sagrado” porque precisamente el Momento Evolutivo al que pertenecemos toca su Séptima Nota.

En el simbolismo griego y romano, aunque quizá de origen céltico remoto, aparece una figura, acompañando a Asclepios, dios de la Medicina, y a Hygeia, diosa de la Salud (Salus = Salvación), es un niño llamado «Telesphoros», o sea el “que lleva a cabo o lleva a su fin o su terminación” la curación o la salud. Era el Séptimo de los hijos de Asclepios.

Telesphoros era el protector de los niños. Todos somos niños, desde un cierto punto de vista, aunque peinemos canas, porque todos somos un proyecto inacabado de nosotros mismos, un ser que necesita ser completado, por eso Telesphoros, de la mano de Hygeia, nos acompaña en este azaroso y al mismo tiempo feliz viaje. Aunque por el momento parece que a veces estemos dormidos.

La siguiente representación, que aparece en la torre de Bollingen, residencia de C.G. Jung, expresa simbólicamente su significado rodeándolo con un mandala cuaternario alquímico, que tiene una inscripción que reza así:

“Aion (Tiempo, Eternidad, el Eón) es un niño que juega a las tablas reales; la realeza es de un niño. Telesphorus atraviesa los lugares oscuros del mundo, como una estrella que brilla desde lo profundo, que abre el camino a las Puertas del Sol y la Tierra de los Sueños”

Telesforo forma parte de la familia de Esculapio junto a los otros seis actores de la salud-salvación (Hygieia, Aceso, Iaso, Aegle, Panacea, Polidario y Macaón) siendo el séptimo hijo del Dios de la Medicina. Es el oculto, siempre cubierto por capucha y capa, porque todavía este niño no se ha revelado, no ha aparecido en todo su esplendor.

Su destino final será algo parecido al nacimiento del Buda, quien inmediatamente después de ser alumbrado, dio 7 pasos hacia el norte diciendo:

“Soy el jefe del mundo, el más antiguo del mundo. Este es mi último nacimiento. Ya no habrá para mí ningún nuevo devenir.”

El 7 en definitiva, en este proceso humano, en nuestro ritmo humano, es hacer nacer precisamente ese “Séptimo” factor superior, hacerlo vivo plenamente en nosotros, traer a la completitud todo lo que la evolución espiritual nos ha preparado, el fin de nuestro propio camino, donde el seis de la Sabiduría ha preparado todo, a través de las duras piedras del camino humano, para dar nacimiento, allí en el bosque, en la oscuridad de nuestra mente y ser, al niño de luz:

Descargar en PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario