jueves, septiembre 22

EQUINOCCIO

-

EQUINOCCIO

Nel mezzo del cammin di nostra vita

“A mitad del camino de la vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi ruta hab√≠a extraviado.”

El camino de nuestra vida es ejemplificado por el camino del Sol. … O quiz√°s sea al contrario: nosotros s√≥lo somos intentos de parecernos a la brillante estrella que es nuestro destino.

El Equinoccio es como el atleta coronado, que una vez bajado del podio, vuelve a su casa, recoge su medalla y la contempla fascinado, pero cuando mira alrededor sabe que ahora toca el descanso, o quiz√°s el declinar, porque puede que √©sta sea su √ļltima competici√≥n.

O quizás no tenga ninguna medalla, quizás no haya podido recoger los frutos de un esfuerzo que nunca intentó o que nadie reconoció.

El equinoccio en la vida, representa un estado intermedio, de duda quizá, de interiorización serena, de maduración en definitiva.

En casi todos los pueblos ese momento especial del a√Īo ha sido marcado por la recolecci√≥n. En la mitolog√≠a griega su significado especial queda reflejado en los Misterios de Eleusis, donde simb√≥licamente se representaba el descenso del alma al mundo de Hades, el de la muerte inici√°tica o la muerte pre√Īada de vida.

Perséfone, permanecía encerrada en el Hades durante los meses invernales, para luego resurgir en la Primavera. Hades consiguió atraparla al ofrecerle comer los frutos del granado.

Afrodita, la diosa del Amor, plantó el primer granado. Su fruto, como su nombre indica, encierra en su interior, gran cantidad de semillas, protegidas por una corteza dura, que las oculta y protege del frío y la sequedad, encerrando así las promesas de vidas futuras.

Esta promesa de vida, atrapó a la joven diosa, Perséfone, que por amor retorna en primavera para vivificar de nuevo la tierra, mientras que, durante los meses invernales, encerrada en el inframundo, cuida en su pecho la hermosa fruta.

Su nombre, Pers√©fone, es interpretado como “La que lleva la muerte”, porque se refiere a la muerte inici√°tica del inframundo, que es Vida. Plat√≥n, en el Cr√°tilo, le da el significado de “Sabia, que toca todo lo que se mueve”, es decir Sabidur√≠a-Vida.

Esa vida-muerte que protege en su pecho, est√° muy bien representada en la siguiente pintura “Proserpina” (su nombre latino) del pintor Gabriel Rosetti:

Y aqu√≠ mismo, en la castellana ciudad de Madrid, en la famosa Plaza Mayor, Proserpina-Pers√©fone aparece pintada sobre el muro de la torre de la derecha, obra del pintor Carlos Franco, mientras que en justa compa√Ī√≠a y contrapartida en la torre de la izquierda aparece representada el Ave F√©nix, ambas figuras reflejo de la eterna y √ļnico atributo del Absoluto Dios Desconocido e Innombrable, el eterno movimiento Vida y Muerte, Inspiraci√≥n y Expiraci√≥n, Expansi√≥n y Recogimiento.

Finalmente nos queda decir que el Equinoccio es ese momento especial en nuestras vidas que, bien mirado, nos debe llenar el alma de alegr√≠a recogida, de alegr√≠a interior, acompa√Īados por la eterna esperanza de un nuevo comienzo cargado de ilusiones y proyectos, pues como dice Dante. siempre hay esperanza:

“Hab√≠a perdido el camino que iba y me perd√≠ en un bosque oscuro… Mas cuando hube llegado al pie de un monte, all√≠ donde aquel valle terminaba que el coraz√≥n hab√≠ame aterrado, hacia lo alto mir√©, y vi que su cima ya vest√≠an los rayos del planeta que lleva recto por cualquier camino”

“foto ©√Ālvaro L√≥pez del Cerro”

Descargar en PDF