miércoles, enero 15

¡Otro Blog! Para qué y para quién


Querido Lector, gracias por leer estas líneas primeras, aunque lo más probable es que sean también para ti las últimas. No importa. No creas que minusvaloro tu esfuerzo por leerme, es que lo escribo como si fuese para mí mismo y sin esperanza de que nadie lo lea. Y lo hago así porque aunque mi deseo ferviente es que sea útil para el mayor número de gente, ese deseo sería vanidad si no creyese que primero ha sido útil para mí mismo.

Entonces, ¿de qué va?

Pues no sabría definirlo exactamente, va de la lucha por encontrar la Verdad para vivirla, al menos mi verdad, va de adentrarme en mi interior, expresar mis pensamientos, alejarme de la hipocresía del mundo y buscar en el silencio interior. Va sobre todo de acercarme al misterio de la vida, de nosotros mismos, pero sin ser confundido en esa búsqueda por los gritos del esoterismo barato, ni por las iglesias de todo tipo y pelaje, ni por los anunciadores de nuevos e ilusorios mundos que nunca se plasman. En palabras de uno que sí que era un Gran Maestro hay tres cosas que tiene que evitar todo buscador de la verdad: el Milagro, lo Misterioso y la Autoridad, a lo que también hay que añadir de la misma pluma: "La credulidad engendra credulidad y termina en hipocresía".

Y empiezo este blog rogando a los que saben más que me ayuden a no torcer mis líneas, inspirándome al mismo tiempo en esa gran Maestra, a la que siempre he llevado en el corazón desde mi lejana juventud, y a la que quiero profundamente: Helena Pretovna Blavatsky, a quien el también gran teósofo Mario Roso de Luna llamó justamente "una mártir del siglo XIX". También me inspiraré en su fiel seguidor, ese otro gran Maestro, transformador de vidas y elevador de almas, el profesor Jorge Angel Livraga Rizzi. Todo lo demás es relativo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario